SOPAS DE MIEL AL ESTILO CANARIO


Al contrario de lo que pudiera parecernos a los poco familiarizados con la cocina canaria, estas sopas no son caldosas sino secas, casi crujientes, vienen muy bien para aprovechar el pan viejo y están buenísimas.

Es un postre bastante energético, ideal para los niños y aunque los mayores tengamos que comerlo a “poquitico” para no cambiar de talla, merece la pena hacerlo de vez en cuando y darse el placer de degustarlas.

SOPAS DE MIEL AL ESTILO CANARIO

INGREDIENTES

100g de almendras tostadas (o cruda pelada y las tostamos nosotros) – 250g de miel – 1 cucharada de matalahúva (anís) - corteza de medio limón – ½ palo de canela – 7 rebanadas de pan de barra del día anterior de 1 centímetro de grosor

ELABORACIÓN

Si las almendras son crudas, las tostamos en el horno:
lo precalentamos a 200ºC y las introducimos extendidas en una bandeja durante unos 4 o 5 minutos. El tiempo exacto depende de la almendra. Si es fresca requiere un poquito más de tiempo ya que contiene más agua. Estarán cuando comiencen a dorarse.


Una vez tostadas, las troceamos sobre la tabla no muy finamente.


Cortamos las rebanadas de pan a la mitad y las reservamos.
Dejamos a mano la fuente donde vayamos a servirlas.

Ponemos en una sartén o cacerola baja: la miel, el anís, la corteza de limón y el palito de canela y lo llevamos al fuego.


Cuando empieza a hervir, incorporamos la almendra picada y a continuación vamos introduciendo los trozos de pan por tandas para que quepan bien, dejando que se empapen bien con la mezcla y sacándolos después para la fuente.

Un minuto escaso es el tiempo que he tenido yo los panes dentro. Quizá si el pan estuviera más duro, necesitaría un poquito más.


Al final, ayudándonos de una espátula, volcamos los restos de la cacerola sobre las sopas y lo dejamos enfriar.

*Una amable lectora canaria me explica que el anís que emplean allí no es el licor que yo pongo sino "matalahuga" o semillas de anís verde y la miel, es miel de caña o melaza. Cuando yo las probé en un restaurante y pregunté la forma de hacerlas, me dijeron: "anís y miel" y yo lo interpreté tal cual así que de esta forma las he venido haciendo y realmente nos encantan. Así ya conocéis las dos opciones.

Comentarios

  1. Hola Ruqui:
    Te diré que esta receta ni la he hecho ni la he probado. Nunca la había visto. Y tiene que estar muy rico. La mezcla de frutos secos y miel me encanta!!.

    ¿Sabes? Ya me han felicitado varias personas por los índices del blog, así que creo que se te va a acumular el trabajo, jajaja
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué original! habrá que probar estas sopitas!

    Vengo recomendada por Fina (Las recetas de finuca) ya que yo también soy cántabra, así que me hago seguidora para no perderme tus recetas.

    Un saludo paisana ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola Noelia: Estoy encantada de conocerte y tenerte por mi cocina.
    Está claro que por esta tierra venimos pisando fuerte, jaja.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Bueno Finuca, espero no tener que pagarte comisión por las recomendaciones jajaja
    Me alegro mucho de que te vaya bien con el índice, así no me exigirás indemnización por daños y perjuicios.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. holaaa, vaya postre energetico!!!
    ya me ha dicho Finuca que sabes como hace un indice en condiciones, je, je....

    bss!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Gupanla: lo del índice es muy sencillo pero tendrás que enviarme un comentario con una dirección de correo (no lo publicaré, por supuesto) a donde pueda mandarte las indicaciones.

    ResponderEliminar
  7. ¡que rico debe estar esto!

    si el anís va hervido no creo que haya ningún problema de alcohol (para los mayores que no lo toleren o para desayunarlo, tampoco)

    ResponderEliminar
  8. Tienes toda la razón, Rosa. No se me había ocurrido pensar que, al evaporarse el alcohol, ya no hay peligro para los niños. Pues tanto mejor porque le da su gustillo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Por casualidad... porque soy de la isla donde proceden estas sopas... porque es una de mis recetas favoritas... porque he visto el último comentario... porque es digno de reconocer el mérito de quien extiende nuestra cultura... me atrevo a contarles que la miel que se usa no es miel de abeja, sino de caña, y que la matalahuga o anís no tiene alcohol, porque se refiere a las semillas.
    Un abrazo fuerte desde la isla bonita.
    Feliz Domingo de pascua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu aclaración. Como puedes ver yo no soy de esa maravillosa tierra pero me encanta vuestra cocina. Hace poco he publicado una tarta con cerezas y gofio que me traje de allí y tengo mas recetas por el blog. A mi me dijeron: miel y anís y así las he hecho hasta ahora y riquísimas de verdad. La próxima vez probaré tal como dices.
      Un beso y gracias de nuevo

      Eliminar
  10. Que delicia!!!!, una sopa de pan dulce con almendras me encanta, no la conocia, pero no tardaré en probarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es ciertamente una delicia. Espero que te gusten como a mi.

      Eliminar
  11. Gracias Lidia por darme a conocer esta receta, no la había visto nunca.
    Como dice Adormidera, veo que es de la Palma, tiene que estar buenísimo con miel de palma. Tuve que mirar a ver si lo que yo conozco como miel de palma, o guarapo es lo mismo, pero veo que no: http://mieldecatzimol.blogspot.com.es/ que el guarapo también es de miel de caña, que no conozco.
    Gracias Lidia y a Adormidera, cuando vaya al mercado pregunto.
    Beso desde Tenerife*
    Elisabeth

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya tengo ahora en casa siempre un tarro de miel de caña que la hacen en Andalucía. La de palma no la conozco. Si que es verdad que fue en La Palma donde las probamos. Me alegro mucho de que te guste la receta, cierto que son deliciosas.

      Eliminar

Publicar un comentario