PATATAS GUISADAS CON CONEJO

patatas guisadas con conejo
De esta manera guisaba mi abuela Martina los conejos de monte o las liebres que de vez en cuando caían por la cocina.

En aquella época, era costumbre marchar a trabajar al campo con la escopeta en la alforja (el que la tenía por supuesto) y estar al tanto de alguna perdiz o liebre que saliera al paso.

A falta de caza (si tuviera que disparar, sería vegetariana), yo preparo estas patatas con el conejo comprado y quedan absolutamente gloriosas.

PATATAS CON CONEJO

INGREDIENTES
Para dos personas
patatas guisadas con conejo
½ conejo con su hígado (600g) – 700g de patatas – 2 dientes de ajo – 2 cucharadas de harina – 1 cucharadita de pimentón – ½ vaso de vino tinto – 1 hoja de laurel (o tomillo)– 1 cebolla (200g) – ½ vasito de aceite – 1 rebanada de pan

ELABORACIÓN

Preparamos los ingredientes:
Pelamos y partimos en cuadros la cebolla y un diente de ajo.
Pelamos el otro diente de ajo y lo dejamos entero.
Pelamos las patatas y las partimos en trozos grandecitos haciendo un corte y dejando que se desgajen los trozos.

Partimos el conejo en trozos, lo enharinamos y lo freímos con el aceite en una sartén.


A medida que las tajadas se doran las vamos sacando para la olla.


Añadimos también a la olla la cebolla y el ajo troceados, la hoja de laurel, el pimentón y el vino.

Damos unas vueltas, incorporamos las patatas y un vaso de agua (o la que nos pida según lo caldoso que nos guste el guiso), sazonamos con sal, tapamos la olla y dejamos que cueza. En la olla rápida son unos 7 minutos a máxima potencia. Si lo hacemos en cacerola normal, lo coceremos tapado hasta que lo veamos tierno.

Mientras, en la misma sartén de freír el conejo, freímos el diente de ajo entero, el hígado y una loncha de pan, lo sacamos para el mortero, lo majamos y lo reservamos.



Inmediatamente después de bajar la presión de la olla, la abrimos, incorporamos el majado y dejamos que siga cociendo otro par de minutos.

Dejamos reposar el guiso unos momentos antes de llevarlo a la mesa.

Ya que en las cocinas actuales no se puede cocinar en tartera de barro como era lo suyo, servirlo sí que se puede y le da su "toquecillo".

Comentarios

  1. Yo no soy de conejo, pero la puedo hacer con pollo, tiene muy buena pinta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. las patatas guisadas me encantan!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta el conejo, me gustan las patatas, me chiflan estos guisos.
    Y....si ves una liebre me avisas que yo disparo, jajaja

    Me encanta que estés de nuevo por aquí, Ruqui. Se nota que te ha venido bien descansar. ¡Menudo plato!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Amparo, buena idea. Yo también las voy a preparar con pollo un día.

    Noelia, Finuca, gracias a todas por vuestro comentario.

    ResponderEliminar
  5. A mi padre le encantaba el conejo y me quedé con las ganas de prepararselo algún dia.
    Esta parece una buena receta para iniciarme con el bichillo.
    Desde luego tiene una presencia de concurso.

    ResponderEliminar
  6. Tienes razón, este es uno de los platos que a tu padre le habría encantado pues es muy de la tierra, pero le hiciste otros muchos riquísimos, así que puedes estar contenta y satisfecha.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. mi madre esta enferma y quiero prepararle cosas sanas me gusta el conejo no esta mal....

    ResponderEliminar
  8. Hola Sandy: si quieres preparar platos saludables has llegado al sitio indicado. Busca por el blog y encontrarás muchas cosas apetecibles y sanas.
    Que vaya todo bien. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Este conejo .lo pueden comer una persona q acaba d tener una infección biliar .y le an puesto un rejimen sin grasas .lleva fatal el rejimen .gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Viki: la carne de conejo la recomiendan los médicos para regímenes bajos en grasa. Si haces esta receta, límpia toda la grasa que tenga el conejo antes de trocearlo y guisarlo y elimina para mayor seguridad, el hígado.

      Eliminar

Publicar un comentario