FRESITAS DEL BOSQUE CON YOGUR Y LIMÓN

fresitas del bosque con yogur y limón
Estas fresitas silvestres tienen tres cosas buenas: lo ricas que están, las vitaminas y minerales que nos aportan y el ejercicio que se hace para recogerlas.
Nacen silvestres en los prados, en las veredas de los bosques y a lo largo de los caminos y resulta un entretenimiento estupendo y saludable ir a recolectarlas.
También las venden en los supermercados, cultivadas supongo, así que la disculpa de vivir en la ciudad no vale para privarse de saborear unas frutillas tan deliciosas.

Si no disponemos de fresitas, con fresas o fresones resulta igual de bien este postre.

FRESITAS DEL BOSQUE (MAYUETAS) CON YOGUR Y LIMÓN


INGREDIENTES
Para dos personas

100g de fresitas – 2 yogures naturales – 1 limón – 2 cucharadas de azúcar (o más según gustos)

ELABORACIÓN

Lavamos y escurrimos las fresitas.

Mezclamos bien en un recipiente los yogures, el zumo de limón y el azúcar.

Disponemos la mezcla en copas y volcamos encima las fresitas.

Más sencillo y rico a la vez, imposible.

Comentarios

  1. Lo mejor de esta receta.......el paseo para recogerlas!! Saben diferente y mejor cuando las cogemos, ¿verdad?. Yo, no las he visto, todavía. Quizás es por la zona, aquí llueve más.

    Me ha encantado como las has acompañado!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ruqui, que buenas esas fresitas, yo como las vea me las compro.
    Este tipo de postres a mi me encantan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Qué ricas tienen que estár.... Son pequeñitas pero el saborazo será genial, eh?
    Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Mmmmm, yo sé de primera mano lo buenas que están!

    Me gusta la salsa. La probaré.

    ResponderEliminar
  5. Finuca: a éstas les gusta la humedad, cuando no llueve no salen. Lo que pasa es que mi zona es totalmente rústica, estamos en medio del monte. Desde la ventana de casa vemos corzos, ardillas...y mayuetas.

    Amparo: esta es una ventaja (al lado de muchos inconvenientes) de vivir en el campo. A nosotros nos nacen ellas solas en el jardín y este año hay cantidad.

    Lore: si que son sabrosas, pero sobre todo son entretenidas y te pasas un rato estupendo recolectándolas.

    Rosa: recuerdo que a Garbi le gustaron mucho un día que vinieron y las tenía pero no recuerdo si tú las probaste en nuestra casa.¡Ay, qué cabeza la mía...!

    Muchos besos para todas

    ResponderEliminar
  6. Ruquiiiiiiii ¡no me des envidia!! Yo veo un erizo y ya creo que estoy en terreno salvaje. Si viese una ardilla me sentiría en el paraíso. Pero aquí no me va a pasar eso, cada vez urbanizan más toda esta zona. Tiene sus ventajas pero no voy a ver ardillas en casa, nunca.

    Yo, como las cabras, cada vez tiro más al monte.
    Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario