REPOLLO CON SALSA DE PIMIENTOS ROJOS

repollo con salsa de pimientos rojos
No existe para mí mayor satisfacción en la cocina que preparar la comida con productos cogidos de la propia huerta (huertecita, habría que decir, por su tamaño casi diminuto).

El día que, como hoy, todos los ingredientes que lleva el plato (cierto que no son muchos) son recogidos unos momentos antes con mis propias manos, después de haber sido sembrados, cuidados y vigilados por las manos susodichas (y compartidos, dicho sea de paso, con algún caracol u otro animalillo), el grado de satisfacción alcanza su nivel máximo.

No inmortalicé el repollo con una foto por esa razón: eran demasiado evidentes las huellas de otros comensales anteriores. Ahora me arrepiento de no haberlo hecho, para que así se viera que soy generosa hasta ese extremo: comparto con otros seres vivos mi repollo sin problema alguno.

REPOLLO CON SALSA DE PIMIENTOS ROJOS

INGREDIENTES
Para dos personas

½ repollo – 3 pimientos rojos – 2 dientes de ajo – 2 cucharadas de aceite - 1 cucharada rasa de harina - agua – sal

pimientos rojos

ELABORACIÓN

Lavamos y picamos o troceamos bastante fino el repollo.

Lo cocemos en un poco de agua hirviendo. A mi me gusta al dente, pero eso, cada cual a su gusto.

Lavamos, despepitamos y troceamos los pimientos.

Pelamos y cortamos en trozos grandes los dos dientes de ajo.

Ponemos una cacerola al fuego con un poquito de agua. Agregamos los pimientos y los ajos, tapamos y dejamos que cueza durante unos 15 minutos o hasta que los pimientos estén tiernos.



Ponemos los pimientos cocidos con sus ajos y su agua en el vaso de la batidora y trituramos finamente.

En una sartén ponemos dos cucharadas de aceite, añadimos una cucharada de harina, la rehogamos un poco y vertemos sobre ello el batido poco a poco sin dejar de remover.

Si fuera necesario, podemos agregar un poco de agua o leche.

Lo sazonamos con sal y lo pasamos a una salsera.

Servimos el repollo cocido y escurrido con la salsa aparte para que cada comensal se la ponga a su gusto.

Ligero, rico y saludable ¿se puede pedir más?

Comentarios

  1. Tienes toda la razon del mundo mi padre tambien tiene su pequeño huerto y cuando nos trae lechugas y otras verduras siempre se ve la huella de algun animalillo. El repollo me gusta mucho incluso aliñado, pero creo que con esta salsita de pimientos queda de lujo. Un beso grandote.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho el repollo y con esa salsa de pimientos tiene que estar delicioso.

    Ruqui, a mí me ponen enferma los caracoles y las babosas!! ¡Se lo comen todo!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. El repollo me encanta, como sea.
    Con esta salsita tiene que estar muy rico, muy original¡¡
    bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  4. ¡Que buena idea!. No suelo poner repollo por ese olor que deja, pero lo probaré. Hoy he preparado la lubina con esa salsa de pimientos y ha salido buenísima. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Que rico el repollo, me encanta. Me apunto esa salsita, no la había visto nunca y sé que me va a gustar.
    Muchos besitos guapísima.

    ResponderEliminar
  6. Aunque no soy muy amiga de las verduras (como ya sabes), el repollo me gusta cocido con sal y sazonado con aceite cruda, pero con esta salsa seguro que se come mejor, así que, lo probaré...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. que lujo Ruqui, recién recogidito todo.... que maravilla de repollo y que super original con esa salsa tan ricaaa! me encanta todo y como siempre sano-sano, rico-rico y fácil! Besitos

    ResponderEliminar
  8. Ruqui. te luciste amiga. esta receta me encanta. cuando yo era niña mi papá solía cocinarnos esta receta, claro esta con unas cuantas diferencia a la hora de prepararla, pero me encanta el repollo hervido o en ensalada, esta se ve super fácil de preparar. Además estoy totalmente de acuerdo contigo, La satisfacción que produce el hecho de cocinar con los productos de tu propia huertita. yo tengo la bendición de tener un buen patio donde cosecho diferentes tipos de alimento. ir por la mañana a recolectar me llena de gran satisfacción también y me doy por pagada por el duro trabajo que conlleva a la hora de trabajar la tierra. Gracias Ruqui.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario