TRUCHAS CON CEBOLLA CONFITADA

truchas con cebolla confitada
Esta receta es del libro de Pilar Jerez.

Tiene la ventaja de ser muy fácil, de poder hacerse con antelación y de salirse un poco de lo típico.
Además, con el caldito que queda, se prepara una crema de verduras que está verdaderamente deliciosa.

TRUCHAS CON CEBOLLA CONFITADA

INGREDIENTES
Para dos personas

Para las truchas
2 truchas de ración – 4 cucharadas de vinagre de jerez – 1 cebolla – unas ramitas de perejil – tomillo – 1 hoja de laurel – 4 granos de pimienta negra – sal

ingredientes para escaldar la trucha

Para la cebolla confitada
2 cucharadas de aceite de oliva - 1 cebolla blanca grande - 1 cucharadita de miel

ELABORACIÓN

La cebolla confitada

Preparamos lo primero la cebolla confitada que es lo que nos llevará más tiempo.

Pese a lo que la mayoría de la gente cree, confitar no es cocinar con dulce sino cocinar un alimento a fuego ínfimo. Eso no quiere decir que haya recetas como ésta, en la que a la cebolla, para reforzar su sabor, dulce de por si, se le añada (en este caso) un poquito de miel.
A mí personalmente, me gusta más confitada sin la miel.

Pelamos la cebolla, la cortamos en dos trozos y éstos a su vez en rodajas.

La ponemos a confitar a fuego mínimo con las dos cucharadas de aceite.

confitando cebolla
Cuando empieza a estar blanda, le añadimos la miel si lo deseamos y continuamos cocinándola hasta que está blanda y bien hecha.

Las truchas

Lavamos las truchas y les quitamos las tripas.

En un recipiente en el que quepan las truchas ponemos la cebolla partida en rodajas junto con el resto de los ingredientes: vinagre, perejil, tomillo, laurel, pimienta y sal.

Colocamos encima las truchas, cubrimos con agua fría y lo ponemos al fuego hasta que empieza a hervir.

truchas escaldándose
Apagamos entonces el fuego, tapamos el recipiente y dejamos que repose hasta que temple.

A la hora de servir, retiramos con cuidado las espinas y pieles de las truchas y las acompañamos con la cebolla.

Crema con el caldo de las truchas:

Con el caldo de las truchas hacemos una crema:

Ponemos en la olla un par de cucharadas de aceite de oliva y sofreímos en ella un puerro y una patata cortados en trozos.

Agregamos el caldo con todos sus ingredientes, tapamos la olla y dejamos que cueza.

Una vez cocido, retiramos el laurel y las ramitas de tomillo y lo trituramos con la batidora.

crema
Podemos tomarla de primer plato así tal cual o acompañarla de tiritas de jamón.

Comentarios

  1. una receta suave y riquisima, voy a probar de hacerla tal cual pero con
    verat (caballa)

    ResponderEliminar
  2. Lolines: ¡qué buena idea! Yo también la pienso probar.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Ruqi, no te pierdas el espectáculo de La Cubana , si puedes ir a verlo es UNA PASADA, no te cuento nada para no perder la magia.

    ResponderEliminar
  4. Ruqui, una receta completísima, con crema y todo.
    Me parece una buena idea yo las truchas antes las tomaba más, pero me cansé así que de esta forma me apetece probarlas.
    Cueces el pescado de la misma forma que yo. Es como mejor queda.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. En casa el que es un auténtico devorador de truchas, al igual que yo, es José, pero siempre se las he puesto o fritas o, cuando son más grandes, al horno. Me voy a permitir darte un poco de envidia, cuando mi sobrino pesque las primeras en nuestro querido río Miera, probaré a hacerlas de este modo, aunque a José será fácil que en vez de la cebolla le tenga que poner otro acompañamiento.
    Ya pronto comienza la temporada de pesca ¡bien!.

    ResponderEliminar
  6. Amparo: es lo que pasa, que uno acaba cansándose de repetir las comidas por eso está bien, creo yo, lo que hacemos nosotras con el blog: compartir recetas para que comer y cocinar resulten más agradable.

    Toñi: sí que me das envidia, si, pues las últimas de río ya ni me acuerdo de cuando las comí.
    No se por qué se lleva tan mal la cebolla con los niños. Es una pena porque así hace un acompañamiento perfecto.

    Besitos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario