JALEA DE GROSELLAS Y GROSELLAS AL NATURAL CONGELADAS

grosellero

Por estas latitudes ya es época de recoger las grosellas.
Nosotros cultivamos los groselleros en el jardín, mezclados con otras plantas de adorno. Son unos arbustos tan bonitos y elegantes que no desmerecen nada entre el resto de las flores y presentan muchísimas ventajas:
  • Tienen un tamaño muy manejable
  • Son de muy fácil cultivo
  • Dan frutos comestibles cargados de propiedades beneficiosas para nuestra salud
  • Y, como ya he dicho antes, son hermosos.
Para colmo se reproducen muy fácilmente mediante esqueje y solo requieren una poda anual. Para ver más información sobre ellos, visitar la página: Las grosellas, características y cuidados

grosellas negras

Las grosellas, al natural,  tienen un sabor un poco amargo y fuerte, por lo menos las que se crían en este clima por lo que no son muy adecuadas para consumir frescas como postre aunque mezcladas con otras frutas más dulces, hacen unos batidos inigualables.
Y ¿qué decir de las maravillosas mermeladas, dulces, jaleas y salsas que podemos preparar con ellas?

Hoy os explico alguna de las cosas que estoy preparando:

GROSELLAS AL NATURAL CONGELADAS

Gran parte de la cosecha va de esta forma pues así disponemos de ellas, para preparar batidos y demás durante todo el año.

Lavamos muy bien las grosellas con abundante agua.
Las escurrimos y las volcamos sobre un paño de cocina seco y limpio para que pierdan el agua que les quede.

grosellas preparadas para congelar

Las envasamos en bolsas de congelado, en porciones manejables, las cerramos y al congelador debidamente etiquetadas y con su fecha.
De esta forma conservan todas las vitaminas ¿sabíais que tienen más vitamina C que las naranjas?

JALEA DE GROSELLAS
Algo verdaderamente exquisito.

Ponemos en la olla exprés las grosellas previamente lavadas y escurridas. Tomamos una taza o vaso como medida y por cada dos vasos de frutillas añadiremos uno de agua.
Tapamos la olla y dejamos que cueza durante unos 8 minutos.

Pasado este tiempo, lo volcamos sobre un colador o chino y presionamos bien para separar el jugo o líquido que han soltado (que es el que utilizamos para la jalea) de la pulpa.

Elaboración de la jalea de grosellas

Ahora, pesamos el líquido obtenido y le agregamos el mismo peso de azúcar.
Lo cocemos a fuego medio durante unos 20 minutos y estará lista.

Hay que tener en cuenta que al enfriarse espesará mucho.
No obstante, si nos gusta más espesa, es cuestión de volver a ponerla a cocer durante unos minutos más.

jalea de grosellas

Para conservarla, se rellenan tarros con tapa hermética cuando está prácticamente hirviendo. Se llenan completamente hasta el borde para que no quede aire, se tapan enseguida, se ponen boca abajo y se dejan enfriar. Así no es necesario cocerlos al baño maría y se conservarán durante todo el año.

Comentarios

  1. Que lujo tenerlas en tu casa, tienes muchísima suerte. Me encanta, es muy buena manera de conservarlas, me lo anoto para cuando tenga mi casita :)
    Besinos mi niña, y esa jalea de grosellas... de lujo.

    ResponderEliminar
  2. Leí 2 veces la receta y creo que has puesto frutillas en vez de grosellas.
    No conozco la planta de grosellas. pero parece que es parecida a la de frambuesas. Te recomiendo que en caliente inviertas los frascos de cualquier dulce, de este modo se hace el vacío.
    Por aquí lamentablemente no se da esta fruta para probar cómo es.
    Besosss
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Gracias Norma. Si, a veces les llamo frutillas porque son chiquitillas y se me habrá escapado. Lo de darle la vuelta al bote, con este procedimiento que explico no es necesario pues no queda espacio libre ya que se llena el frasco hasta el mismo borde, no obstante,es algo que no cuesta nada hacer.
    Un beso

    Laura: pues si que te las aconsejo cuando tengas un jardín por pequeño que sea y con lo mañosa que tú eres, seguro que les sacas bien de partido.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ufff que suerte! yo ya estoy esperando la época de las moras para hacer de todo!!!!

    ResponderEliminar
  5. Ruqui cielo,me encantan las grosellas y si son caseras debe ser un lujo¡¡¡
    esta jalea es toda tentación.
    Un beso enorme preciosa.

    ResponderEliminar
  6. Ruqui
    Como me gustan las grosellas, tanto para dulce como para salado.
    Yo también congelo de esta manera muchas cosas y resulta tan practico¡¡
    Que rica esta jalea
    Besitos
    Patricia

    ResponderEliminar
  7. ¡HOLA RUQUI! SOY NÉNUFAR, SIGO HACIENDO TUS RECETAS...QUE ME CHIFLAN...POR CIERTO, HE VISTO EN ALGUNAS TIENDAS, MERMELADAS DE JAZMIN, DE PÉTALOS DE ROSAS, DE AZAHAR, ¿SON SALUDABLES?...¿CÓMO SE HACEN?...LA VERDAD, ES QUE ES LAS HE PROBADO, Y ES COMO COMERTE UNA FLOR CON AZÚCAR...TIENEN UN SABOR SUABE Y ESPECIAL, SI TE ÁNIMAS, A CREAR UNA RECETA, SOY TODA OJITOS...MUCHOS BESITOS, Y GRACIAS POR TUS MAGNIFICAS RECETAS

    ResponderEliminar
  8. Hola Nenúfar: las mermeladas de las que me hablas no las hago pues las encuentro más "originales" que saludables y nutritivas, aunque supongo que todas esas plantas tendrán también sus propiedades. Son muy fáciles: preparas una decocción con las flores y agua y luego un almíbar con el líquido de la decocción y azúcar. Tendrás que añadir algo de pectina o espesante y la tendrás hecha. Estoy segura, no obstante de que las compradas traerán algún reforzador del sabor o saborizante (quizá unas gotas de esencia de la flor en cuestión)
    Yo "creé" la jalea de espino albar porque esa si que es medicinal y curativa y está muy buena además.
    Me alegro de que sigas disfrutando con mis recetas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola saludos desde Ecuador...te envio un abrazo y gracias por compartir estas recetas tan interesantes <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola janari tecor: recibo tu saludo y abrazo desde tan lejos con emoción. Muchas gracias y aquí estoy para cuando quieras. Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario