sábado, 21 de septiembre de 2013

SARDINAS CONFITADAS CON SALSA DE PIMIENTOS

sardinas confitadas

Confitar un alimento es una técnica culinaria que consiste en cocerlo en aceite, a temperatura mínima.
El aceite se calienta pero el pescado no llega a hervir en ella. Con esta técnica aplicada a las sardinas, se consiguen varias cosas muy importantes:
  • Que no desprendan  olor al ser cocinadas
  • Que conserven todo su sabor y propiedades
  • Que resulte un plato muy saludable sobre todo si lo comparamos con las sardinas fritas o a la plancha.
Además, es de muy fácil y rápida preparación y resulta rico tanto caliente como frío con lo que nos puede servir también como pincho o bocadito para fiestas.

SARDINAS CONFITADAS CON SALSA DE PIMIENTOS

INGREDIENTES
Para dos personas

Para las sardinas
10 sardinas de las pequeñas – aceite de oliva – un diente de ajo - sal
Para la salsa
3 o 4 pimientos asados – 2 dientes de ajo - una cucharada de aceite de oliva - 2 cucharadas de leche - sal 

ELABORACIÓN

Las sardinas
Las limpiamos de escamas procurando no mojarlas o hacerlo lo imprescindible para que queden limpias.

Les quitamos cabeza, intestinos y espina, dejando los lomos separados y limpios. Los sazonamos con sal.

Ponemos en una sartén medio vasito pequeño de aceite con un diente de ajo pelado y sin partir al fuego.
El ajo nos sirve de referencia para saber a qué temperatura debemos introducir los lomos de sardina en el aceite.


Cuando el ajo empieza a dorarse, apagamos el fuego, retiramos a un lado la sartén e introducimos en ella los lomos.

Los tenemos medio minuto dentro y les damos la vuelta. Tapamos la sartén y lo dejamos así hasta que se queda a temperatura ambiente.

Retiramos los lomos  del aceite y los colocamos en una fuente.


La salsa
Ponemos una cucharada de aceite de oliva en una sartén (podemos usar la de confitar las sardinas) y doramos ligeramente en ella los dientes de ajo previamente fileteados.

Agregamos después los pimientos y los rehogamos suavemente durante unos minutos.


Lo trasladamos después al vaso de la batidora, añadimos dos cucharadas de leche y un poquito de sal y lo trituramos finamente.

Aderezamos los lomos con la salsa.
A nosotros este plato nos encanta como entrante, a temperatura ambiente y más un día bonito y soleado como hoy.

22 comentarios:

  1. una autentica maravilla. se ven deliciosas y con esa salsita aun mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que de verdad quedan genial y, sin ánimo de presumir (o sí, jeje), con las sardinas que tenemos aquí en Cantabria, ni te cuento...

      Eliminar
  2. Que rico y sano, da gusto de verla, me quedo con tu propuesta.Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te guste, Doris. Sano un montón pues ya sabemos todas las virtudes que tienen las sardinas y lo conveniente que es comerlas con frecuencia.

      Eliminar
  3. ¡Holaaa Ruquí! ¿Qué tal el verano?
    Veo que has estado muy trabajadora todos estos meses publicando un montón de recetas nuevas y algunas muy útiles. No hace falta que te diga que también muy ricas. O si, si te lo digo, qué caray! jeje. Recetas que conservan todo el sabor del buen producto sin apenas añadidos que los hace doblemente sabrosos.
    Me iré pasando para verlas todas y ya te diré las que más me gustan.
    No sé con que frecuencia voy a ir subiendo recetas, aún no estoy animada para publicar de manera continuada.
    Veo que a Finuca le pasa lo mismo, deben ser etapas...
    Besote grande, grande...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa, volvemos a la vez solo que yo de unas minivacaciones y tú de unas señoras vacaciones, (siempre hubo clases,¿verdad? jeje). El caso es que ya era hora porque se te echaba de menos. Yo sí que he "trabajado" mucho. Hice y publiqué tu bizcocho de zanahoria: un éxito rotundo ¡maravilloso!. Lo de las etapas es cierto, Finuca me decía el otro día que estaba empezando otra vez poco a poco, también se la hecha de menos a ella. A ver si os animáis que la blogosfera sin vosotras no es la misma.
      Un besazo

      Eliminar
  4. Tienes toda la razón Ruqui la materia prima lo es todo. De hecho solo con una buena sardina se puede hacer una receta como esta.
    Sana y con todo su sabor.
    Una delicia niña.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es más, yo incluso diría que cuando la materia prima es así de buena, hacerle más cosas y desvirtuarla es casi pecado.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. Ademas de una receta, sana y sabrosisima con estas explicaciones y fotografias te dan unas ganas de comerrrrrrr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lolines, me alegro mucho de que te guste mi receta. Lástima que me quedas un poco lejos para invitarte a unas maravillosas sardinas pescadas en la bahía. Besitos.

      Eliminar
  6. Me parece genial esta forma de preparar las sardinas Ruqui. Nunca las he probado confitadas pero la pinta es deliciosa y con esa salsa de pimientos aún más.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no veas lo bien que les va esta técnica y lo suaves y ricas que quedan. La salsa les va genial pero también les queda estupenda la salsa romescu.

      Eliminar
  7. un paso a paso estupendo! te han quedado con un apinta deliciosa y la salsita buenisimaaa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Susana. Esta salsita es un auténtico hayazgo pues queda bien con casi todo y resulta sabrosísima y muy sencilla de preparar

      Eliminar
  8. Excelente propuesta Ruqui, es sana, sencilla y para mi gusto deliciosa, está hecha con cuatro ingredientes fantásticos, muy presentes en mi cocina, dos están siempre y los otros dos, siempre que es posible.
    Un bico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah! Pues te gano porque yo los tengo todos siempre. Las sardinas no siempre frescas como en esta ocasión pero sí en aceite o escabechadas. Nunca faltan en nuestra dieta semanal.

      Eliminar
  9. Ruqui, la masa de las magdalenas es una receta que me dio hace tiempo un pastelero de Teruel. Me dijo que podía utilizar yogur o leche y yo opté por el yogur. Además se hacen con aceite de oliva suave, que es mucho más digestible como sabes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Ruqui, que fáciles. Nunca las he preparado de esta forma, pero me parece una idea estupenda.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si y además de fáciles muy ricas y resultonas. Anímate a probarlas. Un beso

      Eliminar