PAN DE MAÍZ


La harina de maíz, que se obtiene de moler el grano seco de maíz, no contiene gluten por lo que no es panificable. Para elaborar con ella pan y conseguir que la masa crezca, hay que mezclarla con otras que si lo sean  como la de trigo.

En el mercado encontramos harina de maíz integral que es de color amarillo (la que yo he usado) y refinada que es de color blanco y carece de fibra y casi de nutrientes. Otra cosa aparte es la Maizena (marca comercial muy extendida) que se usa como espesante y no es harina sino almidón de maíz.

La harina de maíz tiene un valor nutritivo inferior al de la harina de trigo. Carece de triptófano y casi de vitamina B por lo que no es recomendable su uso exclusivo a no ser por las personas celíacas o con intolerancia al gluten. Sin embargo, de vez en cuando podemos añadirle una poca al pan o a los bizcochos pues les da una textura y un sabor especiales además de color.

INGREDIENTES
  • 250g de harina panificable.
  • 150g de harina de maíz.
  • Un sobrecito de levadura de panadería seca en polvo (5g).
  • 250ml mitad agua y mitad leche templadas (a una temperatura máxima de 38ºC).
  • Una cucharadita rasa de sal fina.
  • Media cucharadita de azúcar.
  • 40g de aceite de oliva suave.
ELABORACIÓN

Mezclamos en un cuenco las dos harinas con la sal, la levadura y el azúcar.

Elaboración del pan de maíz

Agregamos el aceite y el líquido (agua y leche mezclados) poco a poco, revolviendo hasta que se nos integran todos los ingredientes.

Elaboración del pan de maíz

Aceitamos una encimera, ponemos la masa encima y amasamos durante unos 10 minutos, hasta que consigamos una masa elástica.

Elaboración del pan de maíz

Formamos una bola con la masa, la colocamos en el cuenco, previamente aceitado, la tapamos con un paño húmedo o un film de cocina y dejamos que repose en un lugar tibio durante unos  40 a 60  minutos (depende de la temperatura ambiente) o hasta que veamos que ha crecido el doble de su volumen.

La masa crece el doble de su volumen

Pasado ese tiempo, enharinamos la encimera, colocamos la bola de masa encima, la aplastamos un poco y formamos el pan doblando la masa sobre si misma y dándole forma. Yo le he dado forma de torta.

Elaboración del pan de maíz

Ponemos un papel de hornear en una bandeja del horno, lo espolvoreamos con harina y colocamos el pan encima, con la parte lisa y bonita hacia arriba.

Elaboración del pan de maíz

Lo espolvoreamos con harina y lo tapamos de nuevo con un paño húmedo.
Dejamos que repose y fermente durante unos 60 a 90 minutos o hasta que casi dobla su tamaño (no más porque entonces se chafaría al meterlo al horno).

Unos minutos antes de que termine la fermentación, encendemos el horno a 250º para que se caliente bien.

Le hacemos unos cortes a la torta con una cútex o un cuchillo bien afilado.

Pulverizamos con agua la torta y el horno, bajamos la temperatura a 1220(también la bandeja), bajamos el horno a 220ºC y horneamos el pan hasta que esté dorado. Serán unos 30-40 minutos.

Lo de pulverizar el pan y el horno con agua es importante para que al principio de la cocción la capa exterior del pan no se seque y pueda crecer. Hay quien en vez de pulverizar, pone unos cubitos de hielo en el fondo del horno.

Si en vez de un pan, dividimos la masa y formamos bollos, el tiempo de cocción se reducirá.

Una vez cocido (sabremos que está porque al golpearlo por debajo con los nudillos, suena a hueco) lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.


Comentarios

  1. Aquí se llama boroña y las cantidades de mezcla de las harinas varían mucho dependiendo de como se quiera la miga de esponjosa. Yo nunca he probado a hacerla, porque la panadería que me trae el pan las hacen riquísimas de forma artesanal y cocidas en horno de leña que les da un toque especial.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te animas a prepararla un día estaré atenta porque me gustaría ver cómo es. Aquí en Cantabria se hacía antiguamente boronas de maíz pero con mucho maíz y poco trigo y se dejaban delgadas, tipo tortitas.

      Eliminar
  2. que elaboracion tan artesana has hecho, me encanta el pan, y nunca encuentro el momento de ponerme a hacerlo en casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca uso máquinas para hacer el pan y es que disfruto haciéndolo casi tanto como comiéndolo. Es muy agradable y gratificante pero desde luego, hay que tener tiempo.

      Eliminar
  3. Ruqui me encanta cuando pones recetas de pan, una vez me atreví a hacer la mas sencilla que tienes y me gustó, lo malo es que nunca encuentro tiempo para ello, gracias Ruqui por compartir con nosotros estas delicias.
    Un beso guapa ^____^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ya le decía a Lolines que el tiempo es imprescindible pues otras cosas pueden hacerse a ratitos o de cualquier manera pero el pan requiere sus tiempos y sus formas para que quede bien. Un abrazo

      Eliminar
  4. Que delicia de pan, me parece de lo más rico, que bien te ha quedado, es una gozada el pan casero...Besss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, el pan casero es una auténtica gozada, yo no me canso de repetirlo. Cualquier tipo de pan casero es una delicia comparado con los panes que nos venden hoy día en la mayoría de los sitios.

      Eliminar
  5. Ruqui. te cuento que por aquí se usa la harina de maiz que has usado para hacer "Polenta a la bolognesa", se cocina la harina de maiz mitad agua mitad leche o caldo hasta obtener una preparación espesa. Se acompaña cubierta con salsa bolognesa y trocitos de queso muzarella en su interior.
    Besos hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/10/una-sonrisa-antes-de-cocinar.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Norma: sí, aquí también hacemos polenta aunque no es un plato típico de nuestra cocina sino de la cocina italiana. Dentro de unos días subiré algunas recetas con polenta tanto saladas como dulces. La combinación que tu cuentas tiene que estar para chuparse los dedos.

      Eliminar
  6. El pan tiene un aspecto fantástico Ruqui, y con esa mezcla de harina solo puede estar delicioso, ya sabes que me encanta el pan casero y con harina de maíz, ya ni te cuento.
    Un bico y buen finde

    ResponderEliminar
  7. Me has recordado al pan que en Galicia llamamos de "brona, broa, borona" que era el que comían en exclusiva casi todo el año la mayoría de los gallegos (creo que los asturianos también).
    Con ese pan, la leche y el eterno caldo se alimentaron muchas generaciones.
    No se si ellos lo mezclaban.
    No es un pan que me guste mucho, y eso que yo soy de pan. En Galicia se hace un pan riquísimo, no lo he comido en ningún sitio como el nuestro. No sé si es la calidad de los productos o el arte de nuestros panaderos. Por cierto, en Madrid el pan es horrible!!
    Besucos Ruqui.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario