sábado, 20 de diciembre de 2014

TARTA DE QUESO Y MEMBRILLO

Tarta de queso y membrillo

Hoy traigo una tarta que quizá no se adapte muy bien al título del blog ya que no es precisamente de las más rápidas y sencillas. Se trata de una variación de una receta  de Stephan Franz, el gran repostero alemán y es tan exquisita que no puedo resistirme a publicarla pese a que a los principiantes en la cocina les pueda resultar algo complicada.
Con la variación no he pretendido enmendarle la plana al gran repostero ni hacerla más rica, cosa imposible, sino más sencilla y fácil.

Es una tarta de apariencia simple y delicada que prescinde de adornos superfluos e ingredientes innecesarios. Va a la esencia  tanto en la forma como en el fondo. Es ligera pero sabrosa y juega con diferentes texturas que las encuentra uno por sorpresa cuando la tiene en la boca.
A nosotros nos encanta. Si alguien quiere animarse con ella no se defraudará.

IMPRIMIR RECETA

TARTA DE QUESO Y MEMBRILLO

INGREDIENTES
Para un molde desmontable de 22cm de diámetro.

Para la masa de la base (sale para dos veces pero se puede congelar)
125g de harina – 50g de aceite de oliva suave – 50g de leche tibia – una pizca de sal – una pizca de azúcar – una cucharadita rasa de levadura tipo Royal

Para el relleno de membrillo
300g de membrillo – el zumo y la ralladura de media naranja pequeña – el zumo y la ralladura de medio limón – una cucharada de licor de naranja (en su defecto, de ron u otro licor)

Para el relleno de queso
150g de queso tierno cremoso – 30g de uvas pasas sin pepitas – 30g de nueces troceadas – 2 huevos – una cucharada de aceite – 3 cucharadas de azúcar – ralladura de medio limón –una cucharada de harina – una cucharadita rasa de azúcar vainillado – un poquito de canela en polvo – una cucharada de licor –5 cucharadas de leche.

ELABORACIÓN

Para la masa de la base

Ponemos en un cuenco la harina con la levadura, el azúcar y la sal.
Le agregamos el aceite y lo mezclamos con un tenedor.
Añadimos la leche tibia y seguimos mezclando con el tenedor  hasta que la masa se desprende de las paredes del cuenco y se hace una bola.
No hay que amasarla ni meter la mano. Solo se trabaja con el tenedor y lo menos posible.
La envolvemos en un film de cocina y la guardamos  en el Frigo durante al menos media hora.

Una vez reposada, la sacamos, la colocamos sobre un papel de hornear y la estiramos con el rodillo.
Posamos sobre ella la base del molde desmontable y cortamos con un cuchillo lo sobrante.

Preparación de la base para la tarta de queso y membrillo

Forma sencilla de cortar la masa para tarta

La pinchamos con un tenedor, la cubrimos con alubias o algo que pese para que no se suba y la metemos a horno precalentado a 180º (4 gas) durante 15 minutos.

Base para tarta precocida


El relleno de membrillo

Deshacemos el membrillo con un tenedor y lo mezclamos con las ralladuras, el zumo y el licor.

El relleno de queso

Separamos las claras de los huevos y las batimos a punto de nieve junto con una cucharada de azúcar.
El resto de los ingredientes, menos las nueces y las pasas, los colocamos juntos en un cuenco y los batimos con la batidora: queso, yemas de los huevos, vainilla, canela, harina, leche, aceite, azúcar, ralladura y licor.

Relleno para tarta de queso y membrillo

Relleno para tarta de queso y membrillo

Después de batido, le agregamos las nueces y las pasas y por último, con cuidado,  las claras a punto de nieve.

Ya tenemos todo organizado.
Encendemos el horno a 190º (5 gas) y mientras se precalienta, montamos la tarta:
Ponemos la masa ya horneada en el fondo del molde.
La cubrimos con la crema de membrillo.

Crema de membrillo para tarta

Ajustamos el aro del molde y vertemos la crema de queso

Crema de queso para tarta de queso y membrillo

La metemos al horno.
A los 15 minutos, abrimos el horno, pasamos un cuchillo por el borde para despegarla de la pared del molde, bajamos el fuego a 170ª y volvemos a introducirla en el horno hasta que termina de cocerse que serán otros 15 o 18 minutos.

Tarta de queso y membrillo cociéndose en el horno

Esperamos a que se enfríe para desmoldarla y lo hacemos pasando de nuevo el cuchillo por el borde.

Tarta de queso y membrillo

5 comentarios:

  1. Esta tarta esta de miedo, la hice hace tiempo y que buena, la tuya quedo fabulosa, lastima de un trocito...Besss

    ResponderEliminar
  2. Ruqui. laboriosa sin duda esta tarta, pero deliciosa tambien.
    Feliz Navidad, para tí y los tuyos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Fantastica esta tarta en el que has elaborado a la perfeccion esta fantastica tarta. Besos de la cocina del titi y felices fiestas

    ResponderEliminar
  4. El corte se ve súper bien.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  5. Me interesa hacerla, asi es que copio la receta, :)
    Muchas gracias Ruqui. Para mí es una receta novedosa.
    Feliz Navidad!!

    ResponderEliminar