lunes, 14 de diciembre de 2015

SALMÓN CON PURÉ DE PATATA Y LANGOSTINOS


Avanzando hacia atrás (empecé con los postres) con mi menú de fiesta asequible, sencillo, rico y saludable, hoy propongo este salmón con puré y langostinos.

Para hacerlo más completo y vistoso, podemos añadir también un montoncito de puré de espinacas o simplemente unas espinacas hervidas y posteriormente salteadas en una cucharada de aceite.

El salmón escalfado, aparte de jugoso y con todo su sabor, queda ligero y suave y se prepara sin manchar y sin esfuerzo ya que el caldo puede ternerse preparado y todo es cuestión de introducirlo en él 10 minutos antes de llevarlo a la mesa. Para mí, es la forma ideal de consumirlo pero también puede hacerse a la plancha, sazonando previamente las rodajas o lomos con sal y pimienta molida y pincelándolas con aceite de oliva.

SALMÓN CON PURÉ DE PATATA Y LANGOSTINOS

INGREDIENTES
Para dos personas

Para el puré de patata
Dos patatas medianas – una cucharada de aceite – un vaso de leche o de caldo (de verduras o pescado) – sal y pimienta.

Para el salmón
Una rodaja gruesa de salmón o dos lomos de salmón de ración - un caldo que prepararemos con 600ml de agua – unas ramitas de tomillo – unas ramitas de perejil – una hoja de laurel – unos cascos de cebolla – 5 granos de pimienta negra y además: una rodaja gruesa de salmón.


(Yo prefiero una rodaja gruesa para dos que dos finas individuales porque la gruesa queda más jugosa).

Para los langostinos
8 o 10 langostinos – 2 o 3 dientes de ajo – una pimienta de cayena (opcional) o un trocito de guindilla - una o dos cucharadas de aceite – sal gorda.

Para adornar: perejil fresco picado

ELABORACIÓN

Ponemos en una cacerola el agua para el caldo con el tomillo, perejil, laurel, cebolla y pimienta y lo hervimos a fuego entre medio y bajo durante unos 15 minutos, casi tapado para que no se evapore ni se marchen los aromas pero con una ranura para que respire y no se derrame.
Una vez hecho, lo dejamos enfriar.

Mientras, preparamos lo demás:
Cocemos las patatas. Las pasamos por el pasapuré y les agregamos una cucharada de aceite crudo, sal, pimienta y un vasito (o la que pida según la consistencia deseada) de leche templada o del caldo de escalfar el salmón. Lo mezclamos bien y lo reservamos.

Si nos animamos con las espinacas, las lavamos y escurrimos, las cocemos con unas gotas de agua durante un par de minutos en cazuela tapada y las salteamos después en un poquito de aceite.

Los langostinos
Lavamos y secamos los langostinos con papel de cocina.
Pelamos y fileteamos los ajos
Ponemos el aceite al fuego en una sartén. Cuando está caliente, agregamos los ajos y la cayena o guindilla y al momento, cuando empiezan a dorarse, añadimos los langostinos y un poco de sal.


Los salteamos a fuego vivo primero, luego algo más bajo.

El salmón
Limpiamos la rodaja de salmón.

Colamos el caldo preparado anteriormente y lo ponemos en una cacerola del tamaño aproximado de la rodaja, lo sazonamos con sal e introducimos en él el salmón de forma que quede cubierto por el caldo.

Lo llevamos al fuego y, justo cuando empieza a hervir, lo tapamos y lo retiramos del fuego.
El salmón no debe llegar a hervir: se hace con el calor del caldo, dejándolo reposar tapado en él durante unos 10 minutos o un poquito más, en función del grosor de la rodaja.

Lo sacamos del caldo, le quitamos la piel y la espina y lo servimos acompañado del puré y los langostinos.
Lo rociamos con los ajitos y salsa de los langostinos y lo decoramos con perejil.

4 comentarios:

  1. Es una buena receta, a mi como me gusta tanto el salmón!!!!!. Me parece una buena opción para un plato del menú festivo.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encanta y aunque lo compro a menudo, me parece que hace un plato de fiesta muy apetecible si se le da un toque especial. No es barato pero el de pisci resulta asequible y no varía el precio con las fiestas.

      Eliminar
  2. Un plato de lo mas rico, con ese puré como acompañamiento ganas me dan de ponerme a el, un plato de lujo... bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El puré y las espinacas le van francamente bien y los langostinos le dan el punto sabrosón aunque el salmón ya es de por sí un pescado muy sabroso

      Eliminar