Bacalao con pimientos


El bacalao en salazón fue antiguamente, junto con el jurel y las sardinas, el único pescado que se consumía en muchas partes del interior de la península. Gracias a eso, la gastronomía española es muy rica en recetas a base de bacalao ya sea como ingrediente principal o como secundario.
En mi tierra de origen, León, hay muchas, todas sencillas y ricas. A ver que os parece esta.

El bacalao se encuentra en cualquier mercado en forma de bacalada que nos trocean allí mismo, en lomos sin espinas o desmigado. Hoy día, también lo venden ya desalado con lo que su preparación resulta más rápida y cómoda.

BACALAO CON PIMIENTOS

INGREDIENTES para dos personas
  • Un lomo de bacalao desalado y troceado.
  • 2 pimientos rojos asados, pelados y cortados en tiras.
  • Una cebolla cortada en tiras.
  • 4 dientes de ajo pelados y fileteados.
  • Unos aros de guindilla.
  • Aceite de oliva.
ELABORACIÓN

Los pimientos


Tenemos tres opciones:
  • Asarlos en el horno convencional para lo cual los aceitamos, los colocamos en una bandeja de horno y los asamos en el horno precalentado a 200ºC con calor arriba y abajo. (Ver más explicado aquí).
  • También podemos asarlos, aceitados, en el microondas.
  • La última opción, comprarlos asados.
Una vez asados, pelados y cortados en tiras, los reservamos.

Ponemos un par de cucharadas de aceite en una sartén y doramos muy ligeramente en ella dos dientes de ajo fileteados.
Agregamos la cebolla cortada en tiras y la sofreímos hasta que la vemos casi hecha a nuestro gusto.
Añadimos entonces los pimientos a la sartén y lo dejamos a fuego mínimo durante unos 10 minutos mas. Si fuera necesario porque nos quede algo seco, añadimos una cucharada de agua.

El bacalao

En otra sartén con un poco de aceite, doramos igualmente los otros dos dientes de ajo y los aros de guindilla.
Lo retiramos del fuego para que el aceite se temple e introducimos el bacalao con la piel hacia arriba.


Dejamos que se haga a fuego mínimos durante un par de minutos (o algo mas si es muy grueso) y le damos la vuelta a las tajadas.


Por último, volcamos sobre el bacalao los pimientos con su cebolla y sus ajitos y dejamos que se haga todo junto otro par de minutos.


* Para desalar el bacalao en casa, yo primero lo corto en trozos y los lavo bien con agua fría, eliminando así toda la sal que traen adherida.
Después los coloco en un recipiente cubierto de agua fría, lo tapo y lo guardo en el frigorífico.
Le renuevo el agua cada 12 horas cuatro veces. Es preferible desalarlo por completo y luego sazonarlo como cualquier otro alimento.
Una vez desalado y ya dispuesta a cocinarlo, lo saco del agua de remojo y lo dejo escurrir bien sobre papel de cocina antes de guisarlo.

Comentarios

  1. Yo compro el bacalao congelado "al punto de sal. Está buenísimo y no tienes que desalarlo ni tampoco añadirle sal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno! Aquí en mi super (vivo en el campo) no lo venden así. Lo que yo hago para no darme el trabajo cada vez que lo pongo (y son muchas veces porque nos encanta) es comprar para varias veces, desalarlo todo y congelar porciones desaladas.
      A mi me gusta desalarlo totalmente y luego, si eso, añadirle la cantidad de sal que yo quiera como a cualquier otra comida. Así controlo pues tomamos las comidas prácticamente sin sal.
      Qué gusto una nueva amiga del blog pues veo que has dejado varios comentarios. Muchas gracias y un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario