Farinata con salsa de carne picada


Nos encantan las legumbres, entre ellas, los garbanzos, la harina de garbanzos y el juego que  ésta da en la cocina.
Soy forofa de la farinata desde que la descubrí hace unos años y la preparo con bastante frecuencia.
Hoy la he puesto con salsa de carne picada y nos ha gustado así que aquí dejo la receta.

FARINATA CON SALSA DE CARNE PICADA

INGREDIENTES

Para la farinata
  • 100g de harina de garbanzos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Medio litro de agua
  • Sal y pimienta
Para la salsa
  • Una cebolla cortada en cuadritos pequeños.
  • Un pimiento rojo cortado en cuadritos pequeños.
  • Un diente de ajo picado fino.
  • 4 o 5 cucharadas de salsa de tomate
  • 300 g de carne picada
  • Aceite, sal
  • Queso rallado
ELABORACIÓN

La farinata
  • Ponemos la harina de garbanzos en un cuenco y vertemos el agua fría sobre ella, revolviendo al mismo tiempo para que se disuelva y no se formen grumos.
  • Añadimos el aceite y un poquito de sal. Nos queda una mezcla completamente líquida que dejamos reposar durante media hora.
  • Precalentamos el horno a 220º.
  • Aceitamos una bandeja grande (la del horno puede ser) y vertemos en ella la mezcla de forma que nos quede de un máximo de 2 cm de altura. 
  • La cocemos durante unos 40 minutos o hasta que se ha evaporado todo el líquido y la capa superior se ha dorado y quedado crujiente.

La salsa
  • Ponemos un par de cucharadas de aceite en una sartén y rehogamos en ella la cebolla, el ajo y el pimiento durante unos minutos.
  • A continuación, agregamos la carne picada, la doramos, luego bajamos el fuego, tapamos y dejamos que se haga lentamente durante una media hora o el tiempo que la carne necesite.
  • Por último, añadimos la salsa de tomate y lo sazonamos con sal y pimienta.
  • Cortamos la farinata en pedazos y colocamos sobre ellos la salsa. 
  • Lo cubrimos con queso rallado y lo calentamos y gratinamos en el horno.

Comentarios

Publicar un comentario