viernes, 23 de enero de 2015

ENSALADA DE ALUBIAS CON CEBOLLINO

Ensalada de alubias con cebollino

¡Qué cosa más simple!, pensarán algunos y estarán totalmente en lo cierto pues sabemos que simple es sinónimo de sencillo, puro, homogéneo, natural, incomplejo, elemental, estricto, escueto, limpio, desnudo...vamos que sí, que es una de las ensaladas más simples que nos podemos encontrar.

Pero... si observamos la lista de sinónimos, no dice nada de insípido, soso, sin gracia, insustancial o falto de sabor, condiciones que no tienen nada que ver con lo simple ni por supuesto con esta ensalada.
Está buenísima, es muy saludable y resulta apta para cualquier época del año ya que puede tomarse del tiempo o fría.
La receta proviene del libro "La cuchara de plata"

ENSALADA DE ALUBIAS CON CEBOLLINO

INGREDIENTES
Para dos personas

100g de alubias blancas remojadas previamente en agua fría durante la noche (o cocidas de bote si andamos con prisas) – un manojillo de cebollino – aceite – vinagre – limón - sal y pimienta
(La cantidad de limón y vinagre juntos, serán la mitad de cantidad que de aceite)

Cocemos las alubias poniéndolas en la olla cubiertas de agua fría con una ramita de apio, una hoja de salvia, uno o dos dientes de ajo y un pequeño chorrito de aceite de oliva. No se les añade sal para que las pieles no queden duras.

Una vez cocidas, retiramos el apio, la salvia y el ajo y las pasamos escurridas a una ensaladera.

Las rociamos con un par de cucharadas de aceite de oliva y movemos suavemente  para que se impregnen todas y  no se resequen.

Picamos fino el cebollino.

Mezclamos limón, vinagre de vino, sal y pimienta y lo agregamos junto con el cebollino. Removemos otra vez suavemente y ya la tenemos lista.

Podemos tomarla del tiempo o fría.


miércoles, 21 de enero de 2015

FRUTAS CONFITADAS: KIWI

Kiwis confitados

En la decoración de tartas, bizcochos y pasteles, nos encontramos muchas veces con frutas escarchadas y frutas confitadas o almibaradas. Veamos la diferencia.

Confitar frutas consiste en la sencilla operación de cocerlas brevemente o cubrirlas con un baño de almíbar.
Escarchar frutas es un proceso más largo y laborioso mediante el cual el azúcar se cristaliza sobre las frutas quedando éstas recubiertas de una capa blanquecina que semeja a la escarcha, de ahí su nombre.

Yo nunca hago frutas escarchadas porque no me gustan. Llevan demasiado tiempo y demasiada azúcar pero sí que a veces preparo frutas confitadas o almibaradas para añadirle a otros dulces como el roscón de reyes y tartas como la de limón con kiwis y otras.
  • Para confitar bien las frutas tenemos que tener en cuenta sus características: blandura, textura, fibra, jugosidad y darle a cada una el tratamiento que más le vaya.
  • También necesitamos conocer la técnica básica de elaboración del almíbar.  
El almíbar es un líquido más o menos espeso que preparamos a base de agua y azúcar, generalmente en la proporción de mitad de agua  y mitad de azúcar o algo más de agua que de azúcar.
En función de lo espeso que lo dejemos tendremos los diferentes grados que van del jarabe o sirope hasta el caramelo pasando por hebra fina, hebra fuerte, perla, bola, escarchado y quebradizo.

Si la fruta que queremos confitar es dura y fibrosa, no nos limitaremos a cubrirla con el almíbar sino que la coceremos durante unos minutos en él para que a la vez que se empapa, se ablande. Es lo que pasa con la naranja confitada y con las castañas.
Cuando la fruta es blanda y menos fibrosa, apenas se cuece en el almíbar o incluso se cubre con el almíbar hirviendo sin llegar a cocerla.

Los kiwis confitados de hoy, van dedicados a Sear, un usuario del blog que me ha sugerido la idea de añadirlos al roscón de reyes por su bonito color.

Kiwis

QUIWIS CONFITADOS

IMPRIMIR RECETA

INGREDIENTES
125g de agua - 100g de azúcar - 3 kiwis ( la cantidad de almíbar puede dar para alguno más)

ELABORACIÓN

El almíbar
Ponemos el agua y el azúcar en una cacerola y lo llevamos a fuego mínimo.
Revolvemos para que el azúcar se disuelva y no dejamos que hierva bajo ningún concepto hasta que toda el azúcar haya quedado disuelta y el agua se vea transparente. Si hierve antes de ésto puede cortarse.

Subimos entonces el fuego y dejamos que hierva, ahora ya sin remover para nada, durante unos 10 o 12 minutos o hasta que veamos que el almíbar adquiere consistencia.

Para comprobar la consistencia del almíbar existen termómetros y utensilios que los cocineros caseros normales y corrientes no solemos tener a mano así que el sistema de toda la vida consiste en introducir una cuchara de metal en el almíbar y dejar que gotee. Si la gota queda adherida a la cuchara y no se desprende, ya lo tenemos a punto para confitar.

Almíbar

Mientras se hace el almíbar, pelamos los kiwis y los partimos en rodajas de aproximadamente un centímetro de grosor.
Rodajas de kiwi listas para confitar

Aquí surgen dos posibilidades:
  • Si no nos importa que el kiwi pierda parte de su brillante color verde, introducimos las rodajas en el almíbar y dejamos que cuezan en el durante un minuto. Así podremos conservarlas durante más tiempo.

Kiwis confitados
  • Si por el contrario, queremos como Sear que les quede un color verde brillante, colocamos las rodajas en un recipiente y volcamos sobre ellas el almíbar hirviendo. Dejamos que se impregnen bien y que se templen y las recogemos en un recipiente hermético junto con el almíbar sobrante.
Kiwis confitados

También pueden escurrirse del almíbar y ponerse a secar sobre una rejilla pero yo es una operación que no recomiendo ya que es engorrosa, lleva bastante tiempo y la fruta puede almacenar gérmenes o polvo.

jueves, 15 de enero de 2015

ENSALADA CON MEJILLONES

Ensalada con mejillones

Una ensalada normal y corriente pero rica y muy nutritiva, que nos aporta las grasas saludables del aguacate y el aceite de oliva, los minerales del mejillón (sobre todo hierro y potasio) junto con sus glucosaminas antiinflamatorias , las propiedades antioxidantes de la zanahoria cruda y alguna cosilla más. Si la tomamos acompañada de una rebanadita de pan, ya tenemos con ella todos los elementos necesarios en la dieta.
Los mejillones son un producto que conserva inalterables sus propiedades cuando se ponen en conserva por lo que si se anda mal de tiempo o no es época de frescos, se usan de éstos sin problema.

ENSALADA CON MEJILLONES

IMPRIMIR ESTA RECETA

INGREDIENTES
Para dos personas
medio aguacate – un tomate mediano – una zanahoria mediana y bien fresca – media docena de aceitunas negras – una docena de mejillones – aceite de oliva – limón – sal – una cucharada de perejil fresco picado

sábado, 10 de enero de 2015

GARBANZOS CON ANCHOAS

Garbanzos con anchoas

¿Os parece sorprendente la combinación? A mí sí me lo pareció la primera vez. Cuando lo probé,siguió pareciéndome sorprendente pero por lo sabroso y rico. Es un plato de la cocina tradicional italiana recopilado en el libro "La cuchara de plata" y resulta muy saludable y nutritivo. Aquí os queda por si alguien se anima.

Si nuestra dieta es sin sal, remojamos las anchoas en agua durante unos 10 minutos y las secamos sobre papel de cocina antes de cocinarlas.

GARBANZOS CON ANCHOAS


INGREDIENTES
Para dos personas

100g de garbanzos remojados previamente en agua fría (o garbanzos cocidos de bote si se anda con prisas) – 30g de filetes de anchoas en conserva (remojadas en agua fría durante 10 minutos y escurridas si la dieta es sin sal) – 40ml de aceite de oliva – un manojillo de perejil picado – sal y pimienta