RABAS CON AROS DE CEBOLLA

rabas con aros de cebolla
Mi pescadera siempre trae unos calamares congelados a los que llama “peludines” con los que se preparan unas rabas estupendas.

Viviendo como yo, a varios kilómetreos del mercado, y no pudiendo comprar de todo, todos los días, merece la pena tener algunos de estos peludines o calamares en el congelador pues en un momento preparas unos aperitivos (u otros platos) estupendos y te sacan de un apuro.

RABAS CON AROS DE CEBOLLA

INGREDIENTES

1 cebolla grande dulce (son muy ricas y famosas las de Fuentes de Ebro)– 1 peludín – harina – aceite de oliva – sal

ELABORACIÓN

Pelamos la cebolla y la cortamos en aros de medio centímetro de grosor.

Cortamos el peludín también en aros.

Rebozamos en harina los aros de peludín y de cebolla y les sacudimos el exceso.

Preparamos dos sartenes con abundante aceite y freímos las dos cosas por separado, hasta que están bien doradas.
Empezamos un poco antes con la cebolla, que tarda en freírse un poquito más, para terminar al mismo tiempo y llevarlo todo calentito y recién hecho a la mesa.

Comentarios

  1. cocina facil y rica!!!
    las rabas son el aperitivo por excelencia, al menos aqui. Lo que nunca he hecho ha sido comerlas con aros de cebolla....que tambien me encantan!!!
    A mi me gusta poner a las rabas zumo de limón, hay a quien no.....que es lo adecuado?, aparte de los gustos de cada uno, me refiero a lo autentico.

    bss!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo las prefiero con limón cuando van rebozadas y retienen aceite,quizá como forma de devolverles la frescura que el reboce les quita, pero así, quedan tan jugosas y sabrosas que no les pongo nada.

    Antiguamente, tierra adentro, el limón se usaba con el pescado y el marisco para disimular lo poco fresco que llegaba.

    ¿Viste mi respuesta a tu anterior comentario? necesito que me digas a dónde te mando lo del índice.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Ruqui:
    Es totalmente cierto lo que dices sobre el limón. De niña solía pasar temporadas en Roíz, pueblo en el que tenía familia mi madre. Era cuando no había casi coches y la gente iba en tren a Cabezón de la Sal o a Torrelavega, en tren, una vez a la semana y compraban pescado y otros alimentos. Cuando iba perdiendo su frescura lo ponían a remojo en leche o lo acompañaban de limón, así no se notaba que ya estaba casi "caducado".

    Las rabas me encantan. Nunca las acompañé de aros de cebolla y también me gustan. Tengo que hacerlas así.

    Te diré que Gupanla tiene el mail público, en su perfil. Es:
    gupanla@hotmail.com

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que gracia lo de "peludines"... no lo había oído nunca.
    A mi los calamares así me gustan mucho. Con el rebozo gordo... la verdad es que no.
    Los aros de cebolla no los hice nunca y seguro que están de muerte.

    ResponderEliminar
  5. Ay Finuca, estas cosas me pasan por acelerada. No se puede ir por la vida tan deprisa como yo voy, que se te pasan inadvertidas las cosas. Ahora mismo le escribo a Gupanla.
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. qué buenas las rabas de nuestra tierruca!!! me encantan!

    ResponderEliminar
  7. Deliciosas estas rabas y con esos aros de cebolla, ainssssssssssss que hambre me esta entrando.

    Un besete.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario