ORELLETES EN FONDA CAL BLASI

orelletes
Éste domingo hemos estado en Montblanc.
Para quien no lo conozca, Montblanc es un pueblo de la provincia de Tarragona que merece la pena visitar. Es una villa medieval que conserva, además de murallas, palacios e iglesias, estrechas callejuelas llenas de encanto.

Hemos parado en "Fonda Cal Blasi” donde nos hemos encontrado muy a gusto Un lugar un poco especial, que reúne las ventajas de una casa rural y las comodidades de un buen hotel pero que no es exactamente ni una cosa ni la otra.
El desayuno ha consistido en un buen plato de fruta fresca y variada, pelada y troceada, de forma que no tenías más que pincharla con el tenedor y llevártela a la boca. De no haber sido así hubiera quedado la mayor parte de ella en el frutero porque ¿quién se levanta con ganas de pelar toda esa fruta? Pero con tantas facilidades... nos la hemos "vendimiado" toda.
Vino después una maravillosa tosta de pan de payés, cocido en horno de leña, preparada al estilo del lugar, ésto es: con su ajo, su aceite, su tomate y su jamón ibérico divinamente cortado, acompañada de un zumo de naranja natural.
Y por último, un café con leche, una deliciosa “orellete” y mermeladas caseras de fresa y ciruela.

Carles, el dueño,  me ha proporcionado la receta de las orelletes que ahora mismo os transcribo.

ORELLETES EN FONDA CAL BLASI

INGREDIENTES

Para 3 huevos – 60ml de leche – 150ml de agua – 25ml de anís – 25ml de aceite de oliva – ¼ de cucharita de las de café de levadura – 625g de harina (o la que pida)

Además:
Aceite abundante para freír

ELABORACIÓN

Ponemos en un cuenco todos los ingredientes y los mezclamos, primero con un tenedor y después con las manos, amasando bien hasta conseguir una masa bien homogénea y bastante espesa.

Cuando la masa está lista, la dividimos en pequeñas porciones con las que hacemos una especie de bolas o panecillos que espolvoreamos con harina y cubrimos con un paño limpio. La dejamos reposar durante unas horas.

Una vez reposados, cogemos los trozos de masa de uno en uno, los estiramos dándoles forma circular (podemos hacerlo con un rodillo) y dejándolos lo más finos posible.

En una paellera o sartén muy grande ponemos aceite en abundancia y cuando está muy caliente, freímos en ella las orelletes de una en una, empujando con el tenedor o la espátula el centro de la pasta hacia el interior del aceite para que se dore bien por todos los lados.

Las sacamos del fuego cuando las veamos doradas y crujientes.

Las dejamos enfriar y las espolvoreamos con azúcar.

Comentarios

  1. Hola Ruqui guapa. Que maravillosa experiencia, debo decir que entre mas leía tu entrada más nostalgia y ganas de llorar tenia y te explico el por qué. Al leer el nombre del pueblo inicialmente me confundí con el nombre de un pueblo al que fui hace unos años con mi esposo y su familia que son originarios de Canadá. Franco – Canadienses para ser más precisa. En fin el lugar se llama Mont-Tremblant, aunque el condómino al que fui se llama Mont- Blanc. Aquí te dejo el enlace de la página para que veas fotos y videos del lugar, aunque al igual que yo puede que no entiendas el francés (http://reservation.tourismemonttremblant.com/reservations/en/mg_62/v_3534/Condos-Village-Mont-Blanc-Tremblant.detail ). En fin. Tuve una maravillosa experiencia en este lugar. El o los pueblos que pase hasta llegar a este lugar son muy parecidos a la descripción que diste de ese Montblanc al que tú fuiste. Su comida, sus callejuelas en fin casi todo, y por eso es que me sentía como transportada a ese lugar mientras leía tu entrada. En cuanto al ORELLETES EN FONDA CAL BLASI debo decir que se me parece mucho a un producto que tenemos aquí que se llama prestiño. Solo que la tuya me parece que la veo un poco más gruesa, nosotros aquí al final le ponemos una miel hecha de azúcar en ven de el azúcar directo como la tuya. Pero me imagino que la tuya a de saber fabulosa. Gracias por compartir tan maravillosa experiencia y la receta. Mucha suerte con las semillas de tus tomates, a lo mejor y te pasa la mía con las semillas de tomates cherry que traje de Canadá en mi último viaje de este año. Puedes verlos en mi blog.
    Un abrazote mi querida amiga y muchas bendiciones también.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que disfrutaras del viaje, Efectivamente Montblanc, está en la Conca de Barberá una Comarca preciosa, sobre todo en primavera.
    No se si el tipo de tomate que has probado es el "canario" o el "tomàquet de penjar" (tomate de colgar), pero cuando pruebas cualquiera de esas dos variedades entiendes el porque en Catalunya no se ralla el tomate sino que se "refriega" en el pan. La piel es tan fina y es tan jugoso que cunde un montón. No así el de rama o cualquier otra variedad que tienen muchísima más pulpa y sirven más para hacer salsa o comer en ensalada. Es un tomate algo más caro que el de cultivo masivo y tengo que decirte que incluso hay mucha gente que no tiene idea de la diferencia. Sobre todo si no son originarios de aquí.
    Si quieres cultivarlo vas a necesitar una temperatura algo más cálida, ten en cuenta que el norte es mucho más frío.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Walkiria: afortunadamente tuve que estudiar francés en el bachiller y en la carrera y lo podré entender (espero) así que miraré tu página encantada.
    Puede que este dulce si sea como el vuestro pues sí que era muy fino, como una hoja. En cuanto pueda,pienso hacerlo yo y ver qué tal me sale.
    Esta noche espero tener tiempo para entrar en los blogs que sigo, entre ellos el tuyo. Ya estoy deseando ver tus tomatitos.
    Un beso

    BlueLady: No sabes como te agradezco tu comentario ampliando mis explicaciones.
    Los tomatitos son de los de "penjar" y con tus indicaciones, los colocaré en la parte más amorosa y cálida del jardín y les pondré protección si es preciso.
    Ya te contaré, con el tiempo,si los consigo
    Besos

    ResponderEliminar
  4. pues Cataluña y todo el este de España, es lo único que no conozco de este país, y tengo ganas, pues lo que veo y oigo sobre esta región me parece muy apetecible...por paisaje, monumentos y sobre todo comida, je, je....Algún día espero ir.
    bsss

    ResponderEliminar
  5. Hola ruqui, Pues si, definitivamente eres muy afortunada, yo apesar de estar casada desde hace 12 años con un Franco - Canadience No se nada de Frances, Lo unico que se decir es : Je t'aime mon amour - Merci y Merci beaucoup
    Jajajaja algo es algo no?
    Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  6. Pues he estado varias veces en Cataluña y nunca he comido Orelletes, ya ves tú. Está claro que no me entero de una. La pinta es estupenda. Qué agradable todo lo que cuentas de vuestro viaje.

    Los tomates seguro que los consigues, ¡con lo bien que se te da la huerta y el jardín!! Ya verás que ricos tomates vas a tener.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Gupanla: pues desde ahora te digo que, para turismo gastronómico, Cataluña y sin necesidad de ir al Bullí. Así que ya puedes ir animandote

    Finuca: te guardare unas semillas para que los pongas tu también en una maceta de tu jardín. Así entre las dos, igual lo conseguimos. Merece la pena el esfuerzo

    Walkiria, niña, has aprendido lo esencial, jajaja, tu marido seguro que no protesta oyendo eso.

    Besos para todos.

    ResponderEliminar
  8. Tiene que estar buenisimo con la pinta que tiene. Acabo de descubrir tu blog, he dado un paseo por el, me gusta lo que publicas, con tu permiso me quedo de seguidor tuyo.
    Que tengas un buen fin de semana

    ResponderEliminar
  9. Hola Xoriguer: gracias por tu comentario y por hacerte seguidor del blog. Como veo que tú también tienes uno, pasaré a visitarte endeguida.
    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario