LECHAZO O CORDERO ASADO EN EL HORNO


Decía el gran cocinero Cándido que en las riberas del Duratón y del Duero es donde se crían los mejores corderos de la península, sin olvidarnos, claro, de la excelente calidad de los corderos de Navarra y de Logroño.

El cordero, siempre según la experimentada opinión de Cándido, necesita poco calor, aunque sí lentitud y perseverancia para asarse, por lo que si la operación se lleva a cabo en horno de leña, debemos hacerlo sin cerrar la boca del horno.
Si preparamos el pan (la famosa torta de aceite castellana) que lo acompaña, coceremos primero el pan y después, sin darle más fuerza al horno, prepararemos el cordero.

También nos dice Cándido cuál es la parte más jugosa para preparar asada: “el cuarto delantero es mejor que el trasero y , puntualizando más, el izquierdo que el derecho. Esto tiene la explicación de que el cordero se tumba casi siempre sobre el lado derecho lo que lo endurece algo más”.

Yo, por supuesto, lo preparo siguiendo las indicaciones de este renombrado cocinero que es la forma en que se hace por los pueblos castellanos pero no lo aso en horno de leña sino en el de mi cocina que es el único que tengo.

Lo hago muy pocas veces y queda siempre tan bueno que me pregunto por qué no lo pongo más a menudo. Manolo dice que es porque me gusta dar una vuelta de vez en cuando por Aranda y la disculpa para ir es la del cordero.
Quizá lo que me tira un poquito hacia atrás es el tiempo de horneado. Ciertamente es el único inconveniente (aparte del precio, claro) que se le puede encontrar a este maravilloso plato de la cocina tradicional castellana.

LECHAZO O CORDERO ASADO EN EL HORNO

INGREDIENTES

El cuarto delantero de un cordero lechal – una cucharada de manteca de cerdo (yo la sustituyo por aceite de oliva: queda igual de rico pero más ligero) – 100ml de agua – sal



ELABORACIÓN

Calentamos el horno a temperatura entre media y floja (entre 160º y 170º dependiendo del horno).
Ponemos en una cazuela de barro el decilitro de agua .
Sazonamos con sal el cordero, solo por la parte de dentro y lo colocamos en la cazuela con agua con la parte salada hacia arriba. Pincelamos esta parte con la manteca o el aceite y lo metemos al horno por espacio de una hora.
Pasado este tiempo, sacamos la cazuela y le damos la vuelta al cordero. Lo sazonamos y pincelamos igual que antes y volvemos a meterlo al horno durante otros 45 o 50 minutos.


Suele acompañarse de una ensalada sencilla de lechuga, tomate y cebolla y, por supuesto, de la torta o de pan de hogaza.

Comentarios

  1. Muy apetecible y sencillo de preparar... coincido contigo, el tiempo es el inconveniente que le veo pero seguro que merece la pena.
    Muy interesantes los conocimientos que aportas sobre el cordero.
    Besos ^__^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana ro. Yo tardé en animarme a prepararlo en casa. Me parecía que no podía salirme rico en este horno y sin embargo estaba en un gran error. Solo hay que seguir las instrucciones de gente entendida, como Cándido en este caso.
      Un beso bonita

      Eliminar
  2. Mmmm Ruqui, vaya pintaza!!! pero tenias que probar el de mi madre, jejje. Ella solo lo prepara el día de Navidad, que en Burgos es típico, y creo que por la misma razón que tu, por el tiempo de horneado. Toda la mañana en el horno!!! pero y ese olorcito que impregna toda la casa, que recuerdos... Yo todavía no me he estrenado.
    Muchos besos guapa y sensacional la explicación y la receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ani, es que además mi suegra solía decir:"lo rico a poquitico" y este es uno de esos platos que hay que tomar a "poquitico" y de tarde en tarde para que conserve uno la ilusión. El de tu madre me lo imagino, siendo de Burgos, una de las tierras donde más rico se come el cordero.
      Un beso

      Eliminar
  3. Me pareció excelente la explicación y no es muy común.
    La voy a atesorar.
    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánto me alegro de que te haya gustado! Un beso

      Eliminar
  4. Es muy bueno, ya lo creo, un plato de lujo Ruqui. En casa solemos emplear la manteca de cerdo, pero como dices con aceite queda igual de bueno. Creo que no lo ponemos más por el tiempo que tarda a hacerse, pero en casa no falta en Navidades.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi tierra sin embargo no es típico de Navidad pero sí que se considera un plato de lujo y la verdad es que lo es.
      Un beso

      Eliminar
  5. Yo pienso que es como mejor sabe el lechazo al horno, y que su capa superior quede crujiente......ummm un manjar.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, tienes razón, la capa crujiente en el cordero y en el cochinillo son delicia pura. Besos

      Eliminar
  6. Muy rico, en casa nos gusta mucho y siempre lo preparo en navidad, y si lo hacemos a fuego lento queda muy rico.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pena del cordero en Navidad es lo disparado del precio. Yo soy muy reacia a gastar el doble o el triple en un producto típico de un momento pudiendo consumirlo a mejor precio en otras ocasiones. Aquí ocurre con los caracoles que son el plato típico de esa fecha.
      Un beso

      Eliminar
  7. Hola Ruqui, vengo del blog de Raquel, en donde he leído un comentario tuyo sobre el azúcar de caña que me ha dejado sorprendida. Soy voluntaria en una ONG que tiene tiendas de Productos de Comercio Justo, una de las razones porque lo hago es precisamente por mi compromiso con el medio ambiente y no podría entender que se usarán productos químicos nocivos, por eso quisiera saber si te refieres al azúcar del Comercio Justo o a los azúcares de caña que se venden en otros establecimientos. Te lo agradeceré mucho, porque es un tema que también me sensibiliza mucho.
    Un bico y muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Milia: concretamente la noticia que le comento a Raquel se refería a los productos agroquímicos utilizados en el ingenio San Antonio, en Nicaragua,(en el periódico El País pero no recuerdo el día, lo siento, aunque hace poco,) pero el artículo dejaba claro que pasa lo mismo en otro ingenios, en muchos países de Centro América y que han muerto o están muy graves muchas personas (niños de 14 y 15 años incluídos) recogedores de caña. Yo no sé la vuestra donde estará cultivada y de qué manera.
      Un saludo

      Eliminar
    2. Mira Milia, acabo de encontrar el artículo del periódico y te he puesto el enlace en el blog de Raquel pero por si acaso allí no lo ves, te lo dejo aquí también.
      http://internacional.elpais.com/internacional/2013/05/14/actualidad/1368496548_623955.html para que tu misma saques las conclusiones.

      Eliminar
    3. Muchísimas gracias Ruqui, no había tenido tiempo de pasar por aquí, por lo que veo en tu respuesta creo que no afecta al azúcar del Comercio Justo, que es de unas cooperativas concretas de Paruguay, Ecuador, Filipinas y Costa Rica, pero me voy ahora mismo a leer el articulo y ya te contare.
      Un bico grande y pasa un buen fin de semana

      Eliminar
    4. Hola Ruqui, me he leído detenedimante el artículo y otros relacionados...y es justo lo que yo pensaba, no tienen nada que ver con el azúcar que se vende en el Comercio Justo, es más, contra eso lucha precisamente. Como veo que eres una persona sensible a estas cosas te dejo unos enlaces para que veas como se produce en estas cooperativas, creo yo, y creo que tu estarás de acuerdo que ojalá todas fueran así.
      Un bico enorme
      http://manduvira.com/es/lacooperativa.php
      http://www.ideas.coop/acerca-de-ideas.html
      http://tutienda.copade.es/index.php?id_manufacturer=4&controller=manufacturer

      Eliminar
    5. Gracias Milia, lo leeré con mucho interés.
      Un beso

      Eliminar
  8. Qué interesante lo del azúcar... No te puedes fiar de nada.
    Venía a comentarte que solo se le pone un poquitín de vino, más que nada para dar sabor...
    Voy a explicarlo bien el el blog porque puede dar lugar a confusión. Como yo ya me entiendo, pienso que está claro, jeje!...
    Gracias por tu atención. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alba. Ya había pensado hacerlo sin utilizar el vino a ver qué tal. Eso que dices a mi me pasa mogollón. Como yo lo tengo claro creo que le queda claro a los demás y a veces, ya sabes, no se tienen los "terminales" desplegados del todo, jeje.
      Un beso

      Eliminar
  9. Mi Ruqui bonita, como siempre una entrada super interesante, es que me encantas!!
    No me canso de decir cuánto aprendo contigo, de verdad, cada dato, cada consejo, vamos, toda la información es exquisita, tanto como tus platos!!
    Te quedó impresionante!
    Un beso preciosa!

    ResponderEliminar
  10. Qué rica se ve esta receta y bien churruscadita por fuera y tierna por dentro, como a mi me gusta!!
    Te quedó de lujo!!
    Un besete Guapa!!!!

    ResponderEliminar
  11. Y ahora no quiero irme sin decirte algo sobre este cordero que se ve tan exquisito, y lo interesante y curiosa que es la información que lo acompaña, yo he tenido la suerte de comer en Cándido varias veces y me da la impresión que este no le debe nada.
    Un bico

    ResponderEliminar

Publicar un comentario