miércoles, 11 de septiembre de 2013

CÓMO CONSERVAR LAS BERENJENAS


Hoy  ha tocado dedicarse a las berenjenas.
Si tenemos  huerto, a estas alturas ya hemos empezado a recogerlas a manos llenas; si no lo tenemos, podemos comprarlas a buen precio y conservar unas cuantas así, tipo encurtido. Preparadas de esta forma, quedan listas para sacar a la mesa, como acompañamiento de cualquier plato en cualquier momento del año.
Si la idea es usarlas en cremas, purés o guisos, las conservaremos simplemente cocidas en agua o asadas en el horno o en el microondas.
Ya he explicado varias veces (pido perdón por repetirme a quien lo haya ya leído) que las berenjenas hoy día NO necesitan soltar el amargor por la sencilla razón de que no lo tienen.

Las berenjenas antiguas, primas hermanas de las silvestres, eran de tendencia amarga y nuestras abuelas las cortaban y las ponían en un colador antes de usarlas con el fin de que soltaran el "agua de vegetación" (decían) y el amargor.
Hoy día, aunque muchísimas recetas de cocina siguen empeñadas en que lo hagamos, resulta del todo innecesario y es una pérdida de tiempo y de propiedades del fruto.
Los cultivares que se emplean ahora, tanto para la explotación industrial como en los huertos caseros, están mejorados y perfeccionados y las berenjenas ya no son amargas.

berenjenas

Este procedimiento para conservarlas es sencillo. Os explico cómo lo hago yo.
  • Lo primero de todo les cortamos el tallo con su cáliz ya que está lleno de pequeñísimas espinas muy desagradables.
  • Las lavamos, las secamos y las cortamos en trozos. Si son de las largas y delgadas se pueden cortar en cuatro trozos a la larga aunque lo ideal es ver en qué tarros vamos a recogerlas para adaptar los trozos a los tarros.
  • Una vez cortadas, las colocamos en una cacerola a la que agregamos vinagre blanco de buena calidad (de vino o de manzana) hasta que las cubra, una cucharadita rasada de granos de pimienta negra y unas hojas de laurel.
  • Lo llevamos al fuego y lo dejamos hervir durante dos minutos.
  • Las retiramos del fuego y las sacamos bien escurridas del
    vinagre para los tarros. Lo de escurrirlas bien es importante para que no queden muy fuertes.
Las colocamos de forma que queden los  tarros sin espacios libres.
  • Ponemos en cada tarro un ajo aplastado, y un poco de tomillo
    o de orégano.
Para aplastar el ajo, el mejor truco es con el cuchillo de cocina puesto plano encima del ajo y dar sobre el cuchillo un golpe seco.

  • Lo cubrimos con aceite de oliva dejando libre un centímetro
    del tarro.
  • Cerramos los tarros, fijándonos en que las tapas ajusten bien y los cocemos al baño maría durante 30 minutos.
Lo del baño maría es para esterilizar la conserva: se colocan los tarros en una olla profunda, sobre un trapo viejo para que no se muevan, se cubren completamente con agua y se pone al fuego. Se cuentan 30 minutos a partir del inicio de la ebullición.

esterilizar al baño maría

Dejamos que se enfríen dentro del agua del baño y una vez fríos, los secamos, los etiquetamos y ya los tenemos listos para durar muchísimo tiempo.

Si no los esterilizamos al baño maría, los guardaremos en el frigorífico y también nos durarán bastante tiempo.

Preparadas de esta forma, las berenjenas sirven como acompañamiento de muchos platos, sobre todo de carne y para añadir en ensaladas o tomar de aperitivo.

19 comentarios:

  1. Ruqui, gracias por la receta, no tengo mucha variedad para hacer berenjenas, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la visita. No se si te entiendo bien ¿quieres decir que no dispones de muchas recetas para berenjenas? si es así, aquí tienes a tu disposición las 10 recetas con berenjenas que yo he subido al blog hasta el momento. Espero que alguna te guste. Un beso

      Eliminar
  2. Ruqui, te lo dije en la entrada pasada y te lo repito, nunca he hecho conservas y mira que me parece de lo mejor que hay!
    Tengo que animarme algún día, además es una manera fantástica de tener berenjenas cada vez que querramos!
    Un besito y feliz jueves!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esmeralda, cuando tengas tu propio huerto las harás a la fuerza porque las plantas tienen la mala costumbre de fructificar todas a la vez, jaja.
      Besos

      Eliminar
  3. Que buenas deben estar!!! Me la llevo ;D
    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Inma, a mi es que me encanta ingeniármelas para aprovechar todo lo que puedo. Besos

      Eliminar
  4. Que ricas las conservas de lo que sean, pero estas berenjenas me han encantado, nunca las he preparado y gracias a tu receta ha llegado la hora
    Bss
    Patricia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo este año las estoy recogiendo buenísimas gracias al agosto tan soleado y caluroso que hemos tenido. Unas veces las preparo así y otras veces asadas, algunas cocidas....un poco de todo

      Eliminar
  5. Hola Ruqui, en esta receta las berenjenas las pones a hervir en puro vinagre, o le agregas un poco de agua. Con el puro vinagre no quedan muy ácidas? Muchas gracias por las recetas todas están deliciosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lecicia: quizá debería haber advertido que quedan "alegres" del estilo de los encurtidos, como los pepinillos en vinagre y demás. La textura también es del estilo. Si las quieres con un sabor más suave, puedes hacerlas cocidas en agua o asadas. Esta receta es así pero puede que no a todo el mundo le gusten estos sabores. Si de entrada no te ha "llenado el ojo" no la hagas. Un beso

      Eliminar
    2. Lecicia, gracias a tu pregunta, he actualizado la receta y he explicado con más detalle en qué consiste. Muchas gracias por habérmelo hecho notar.

      Eliminar
  6. Jaja, me ha hecho gracia lo que explicas sobre "el amargor", hay leyendas que se tienen que desterrar pero cuesta hacerlo. Lo mismo pasa con el oxido de las alcachofas que si según cortas las introduces en el agua caliente no se oxidan
    pero se siguen cociendo con leche, harina, o unas gotas de limón por si acaso...
    Muy buena receta Ruqui de esas de guardar a buen recaudo para cuando haga falta.

    ResponderEliminar
  7. Yo las hice y me quedaron geniales. Yo le pongo perejgil en lugar de órgano igual quedan buenas

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias, me has ayudado mucho. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Violeta: me alegro muchísimo de que te haya resultado útil. Un saludo

      Eliminar
  9. Hola!! hice berenjenas al escabeche con aceite de oliva, las guarde en la heladera y se solidifico, como si fuese grasa, es normal???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola: sí, si que es normal. Eso significa además que el aceite que utilizaste es buena pues la muy refinada y poco buena es la que no se solidifica con el frío. Lo único que tienes que hacer es sacar las berenjenas que vayas a usar con su aceite y dejarlo un momento a temperatura ambiente y el aceite volverá a estar líquido. Saludos

      Eliminar
  10. Que buena,me parece la receta,esta tarde me pondré a ello,ya que tengo muchas de mi huerto,y no sabía que hacer con tantas,muchas gracias y ya os contaré,cuanto tiempo hay que dejarlas para poder consumirlas??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola: no se decirte el tiempo exacto, quizá algún lector lo sepa y nos lo diga. Yo suelo tardar al menos un mes largo en abrir el primer tarro.

      Eliminar