sábado, 26 de octubre de 2013

NATILLAS SENCILLAS Y LIGERAS

natillas

Estas son las natillas más sencillas y fáciles que podemos hacer en casa. Resultan ligeras y aptas para cualquier dieta porque llevan poco huevo y poca azúcar pero quedan finas y ricas como la que más.

Las natillas son un postre muy típico de la cocina española. Cuando yo era pequeña se acompañaban con galletas maría (de las redondas). Se cubría una fuente con galletas y se volcaban las natillas por encima. Ni que decir tiene que era postre de domingo o de fiesta.

Yo tengo costumbre de acompañarlas con frutas frescas o confitadas, con compota, con bizcocho (como en la foto que van con bizcocho de naranja), con higos en almíbar

Y si en vez de infusionar la leche con la cáscara de limón, lo hacemos con unas ramitas de menta fresca, conseguiremos unas natillas a la menta absolutamente increíbles.

NATILLAS SENCILLAS Y LIGERAS

INGREDIENTES
Para dos personas

Un huevo – 200ml de leche – una cucharada rasa de harina (10g) – una cáscara de limón – 40g de azúcar

ELABORACIÓN

Ponemos en una cacerola la leche con la cáscara de limón y lo llevamos al fuego.
Cuando empieza a hervir lo apartamos del fuego, lo tapamos para que se infusiones y lo reservamos.

infusión de leche con cáscara de limón

En otra cacerola aparte ponemos el huevo, el azúcar y la harina y lo mezclamos bien con una cuchara de palo de modo que se nos forme una crema.

Añadimos la leche a la crema sin dejar de revolver y lo llevamos de nuevo al  fuego mínimo revolviendo sin parar y sin dejar que hierva, hasta que tome consistencia. Serán solo un par de minutos si la leche está aún caliente. Hay que tener en cuenta que al enfriar, espesarán algo más.

natillas

Lo apartamos del fuego y seguimos revolviendo otro poco para que no forme costra.

Una vez alcance la temperatura ambiente, lo guardaremos en un recipiente con tapa en el frigorífico pues hay que tener en cuenta que el huevo no llega a cocer y por lo tanto ha de estar refrigerado y consumirse relativamente pronto aunque de esta forma, pueden conservarse durante un par de días.

natillas con higos en almíbar

19 comentarios:

  1. Estupendas,muy buenas,las de casa, las de siempre.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo creo que es una pena conformarse con las compradas con lo facilitas que son y lo ricas que están además así sin conservantes ni saborizantes. Gracias por tu visita y comentario

      Eliminar
  2. perfectas y ademas medida para dos, una para mi maridito y otra para mi.
    Feliz domingo, Ruqui

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, el mío de jovencito no era nada goloso pero ahora, si le quiero ver contento le preparo un postrecito de estos. Un beso

      Eliminar
  3. Ruqui que ricas y sanas las natillas caseras y si las pones cuatro galletas maría trituradas se quedan de rechupete ( me encanta el sabor que les da las galletas)
    Un beso guapa ^__^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca les puse las galletas trituradas. Cuando les pongo galletas lo hago como en mi pueblo. Las galletas se van reblandeciendo con la humedad de las natillas y queda genial. Es una sensación muy agrada ble al comerlas, quedan frescas y ligeras pues la natilla sigue siendo natilla aunque esté allí la galleta, no se si me explico...pero muchas gracias por la sugerencia. Lo probaré porque nunca descarto nada sin haberlo probado antes. Besos

      Eliminar
  4. Que ricas Ruqui !!,
    Cuando era niña pedía siempre natillas con galleta de postre y ahora cuando las veo en algún sitio siempre pregunto si llevan galleta
    Menudo color bonito!!!
    Bss
    Patricia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay cosas imperecederas, ¿verdad? Inventaremos muchos postres nuevos pero hay algunos de los de toda la vida que seguirán gustando siempre. Un abrazo

      Eliminar
  5. Que deliciosas te han quedado! un postre clásico que nunca pasa de moda! ;) Me quedo por aqui y te invito, si te apetece, a pasarte por mi blog: http://dulcibal.blogspot.com.es/
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica, muchas gracias por tu visita. Acepto encantada tu invitación. En breve me pasaré por tu blog. Un beso

      Eliminar
  6. Umm qué delicia!! me encantan!!
    Un besete y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  7. ¡Me encantan! Y las fotografías de escándalo ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué sencillitas. Estas apetecen en cualquier época del año y alegran cualquier comida. Un beso guapísima

      Eliminar
  8. Buenos dias mi queridisima Ruqui, Como has estado preciosa? Yo aqui dandome una vueltita rapidito. Que delicia de postre mi querida amiga. Me gusta que no sea tan pesada porque con eso de ahora ando de dieta, jejejeje.
    Te millones de Bendiciones y abrazos mi querida Ruqui

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Walquiria, me alegro mucho de tener noticias tuyas y de ver que sigues por ahí. Creía que habías abandonado el mundo bloguero. Un beso grande

      Eliminar
    2. Hola Preciosa. Pues por aqui sigo pero no como antes, mi vida se volvio bastante complicadilla con el trabajo k ya ni tiempo para mi blog tengo ni para visitarlos, pero este fin de semana tuve espacio y tiempo para pegarme una escapadita y visitarlos. Yo siempre te recuerdo cada vez que hago pan en mi cocina. osea como hoy. jejejeje. Que estes bien mi querida amiga y un fuerte abrazo y muchas bendiciones

      Eliminar
  9. Yo también las recuerdo servidas con galletas, aunque en este caso por encima, pero en cualquier caso estaban deliciosas. Las tuyas son muy sencilla y seguro que igual de ricas.
    Un bico

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué buenas por favor!.. Si es que no se pasan nunca de moda. La mezcla con frutos rojos es ideal. Con naranja no la he probado, seguro que está buena, porque el contraste con alguna fruta con un toque ácido me gusta.
    Si que traen recuerdos de la niñez, como el flan, y el chocolate a la taza con ensaimadas o "melindros" ¡Ya me está entrando hambre!
    Besitos.

    ResponderEliminar