TRIGO CON ALMEJAS

Trigo con almejas

Con el trigo entero podemos cocinar cualquier plato que haríamos con arroz. No en vano los dos son cereales muy semejantes a la vez que alimentos básicos para millones de personas.

El trigo entero, al contener el germen y el salvado, constituye una extraordinaria fuente de fibra, vitaminas y minerales. Es más rico que el arroz en estos elementos y también en proteínas por lo que resulta más nutritivo.

Puesta a elegir entre el trigo y el arroz integral, yo me quedo con el primero. Después de cocinado tiene una textura más suave y resulta más sabroso.

Para que su cocción sea perfecta, al igual que ocurre con el arroz integral, el trigo se pone a remojo en agua fría durante la noche precedente.

¿Os animáis a probarlo? 

TRIGO CON ALMEJAS
Para dos personas

300g de almejas - 100g de trigo en grano – 300ml de agua – 3 cucharadas de aceite de oliva – un pimiento verde – una cebolla pequeña – un tomate rojo rallado (o dos cucharadas de salsa de tomate) - medio vasito de vino blanco – sal – pimienta blanca molida

ELABORACIÓN

Ponemos el trigo en un recipiente, lo lavamos bien con agua fría y lo dejamos cubierto de agua, en remojo durante 12 horas.
Lo volvemos a lavar después de remojado.

Con una cucharada de aceite, pincelamos la olla donde vamos a cocer el trigo. Agregamos el trigo y el agua, tapamos y dejamos que cueza. Si es en olla exprés rápida serán 22 minutos, en olla exprés normal, el doble; en cacerola, el triple.
Transcurrido ese tiempo, apagamos el fuego y sin destapar, dejamos que el trigo repose para que absorba toda el agua.

Mientras, preparamos lo demás:

Lavamos las almejas, las abrimos al vapor y las reservamos.

picamos finos la cebolla y el pimiento y los sofreímos en un par de cucharadas de aceite durante 5 minutos.


Vertemos el vino, subimos un poco el fuego y dejamos que se reduzca.
Agregamos después el agua de las almejas, volvemos a bajar un poco el fuego y dejamos que cueza hasta que la verdura esté muy tierna y el agua se haya reducido.


Incorporamos dspués al sofrito el tomate rallado (o la salsa) y lo dejamos hacerse otros 5 minutos.

Por último, añadimos el trigo, lo salpimentamos, lo rehogamos todo junto un momento, agregamos también las almejas y lo espolvoreamos con perejil picado.



Comentarios

  1. Eres una persona 10. Que suerte los que comparten la vida contigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, qué bonito! Muchas gracias por unas palabras tan hermosas de las que me gustaría ser merecedora.

      Eliminar
  2. Yo hace tiempo que como "sano" y mi estado de ánimo y de salud se modificó muy positivamente a partir del tercer mes. La mayoría de mi alimentación es crudívora pero tambien como pollo , pescado y huevos de tanto en tanto. Me va estupendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo desde luego estoy convencida de que una alimentación sana, equilibrada y adaptada a nuestras necesidades es lo mejor que podemos hacer por nuestro bienestar tanto físico como psíquico. Si además lo cocinamos rico, perfecto.

      Eliminar
  3. Una receta sanisima y llena de sabor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario