Menú para fiestas, fácil, asequible, saludable y rico


Llegan las fiestas de Navidad y fin de año y con ellas, las comidas y cenas con familia y amigos.

Como a mi no me gusta caer en el consumismo desaforado al que nos incitan por todas partes, hago algunas propuestas para elaborar un menú fácil, sencillo, saludable, asequible y rico. Un menú que satisfaga a nuestro paladar, a nuestra salud y a nuestro bolsillo al mismo tiempo.

Comienzo con los entrantes

Un entrante frío que a mi me parece una exquisitez es este paté de remolacha. Sin lugar a dudas, uno de los mas ricos que he probado.
Cremoso, ligero... Se toma frío con panes tostados o galletitas saladas y un poquito de tapenade o salsa de aceitunas negras. De las dos cosas (paté y tapenade) se puede ver la receta en el enlace que figura bajo la fotografía.
Podemos tenerlo preparado desde 2 o 3 días antes y guardado en el frigorífico en recipiente cerrado.


Este otro paté también resulta estupendo acompañado de pimientos asados.
Podemos elaborarlo solo con queso fresco si tenemos restringidas en la dieta las grasas animales o podemos ponerle mitad de queso fresco y mitad de cremoso, incluso añadirle un poquito de queso picón.
Para tomar frío o del tiempo con biscotes o galletitas saladas.


Como entrante caliente, en mi casa no pueden faltar unas croquetas que podemos tener congeladas o preparadas desde un par de días antes en el frigorífico, solo a falta de dorarlas en la sartén, cosa que, eso sí, hay que hacerlo en el momento.


Otros entrantes que pueden tomarse calientes, templados o fríos y que están muy ricos son el pastel de puerros y gambas o el de champiñones y cebolletas. Dejo el enlace a los dos. Ambos se acompañan  con panecillos tostados.

El de champiñones, puede acompañarse con una salsa bechamel ligera u otra salsa como la de tomate.
El de puerros y gambas también puede acompañarse con bechamel ligera o con la salsa que aparece en la receta que le queda muy bien.



Sigo con los platos principales

Aquí propongo una crema caliente, riquísima y sencilla de elaborar, por ejemplo, ésta de guisantes (congelados o frescos) con huevo escalfado.


Y paso a los pescados y carnes como es tradicional pero antes, quiero dejar el enlace a estos pimientos rellenos de merluza que están riquísimos y quedan muy suaves y ligeros porque no van rebozados.


El pescado es uno de los productos que se sube a la parra en estas fechas.
Comprar besugo, rape y otros a precio triplicado, a mi personalmente me parece una insensatez así que siempre elijo otros no tan típicos pero sí igual de ricos.

Propongo un congrio con almejas o con mejillones que está soberbio.


Y si no nos gusta el congrio o no lo encontramos en la pescadería, la merluza siempre está a mano, fresca o congelada.


De carne, bien podrían ser:

Unas carrilleras de ternera suaves, melosas, sabrosonas que podemos acompañar con un puré de manzana y/o de patata.


Un rabillo (o entrecot o solomillo o filete) de ternera con salsa de queso picón (o Tresviso o Roquefort).


Y para los que a pesar de todo, estén dispuestos a tirar la casa por la ventana (lo digo por el precio astronómico que alcanza), lechazo al horno, elaborado al estilo tradicional que, eso sí, queda de puro vicio.


¿Nos queda sitio para el postre?

A mi siempre. Siempre dejo un rinconcito en el estómago para un postre dulce. Es mi mayor vicio aunque se controlarme y me conformo con solo un poquito. Me doy la satisfacción pero sin pasarme.

Entonces ¿qué tal unas manzanas al vino tinto?


O ya que es tiempo de granadas y de naranjas, un postre con estas dos frutas.


Tartas tengo publicadas un montón y me cuesta elegir 2 o 3 porque todas me gustan. Para esta ocasión, me quedo con tres que llevan fruta que se encuentra fácilmente en cualquier supermercado.




Y para la sobremesa, acompañando al café, un dulce típico navideño: figuritas de mazapán.


Comentarios

  1. Riquísimo menú para las fiestas. Voy a buscar una cocinera para que me lo prepare.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno ¡pero si son casi todas facilísimas! Puedes ponerte tú y dar un sorpresón en casa. Si no hablamos más, FELICES FIESTAS, amigo.

      Eliminar

Publicar un comentario